Oficiales de la Policía Estatal liberaron a Sandra Mireya, una mujer de 40 años, que estaba retenida contra su voluntad en un inmueble del fraccionamiento Fundadores. La operación de rescate se inició tras la petición de ayuda de sus familiares, quienes informaron a las autoridades sobre la situación.
El rescate ocurrió en la intersección de la calle Diego Quijas y Escalante con la avenida Prolongación Carmen Serdán, donde los agentes, alertados por los gritos de auxilio de la víctima, intervinieron de manera inmediata, logrando la captura de Rogelio, un hombre de 42 años, identificado como el agresor y pareja sentimental de Sandra Mireya.
Sandra presentaba lesiones físicas, aunque no requirió hospitalización. Se reveló que el motivo del confinamiento fue la negativa de Sandra a retomar la relación con Rogelio. Este último fue detenido y llevado al Centro de Justicia para Mujeres de la Fiscalía General del Estado, quedando a disposición de la autoridad competente especializada en delitos sexuales, violencia de género y familiares.