Se complican las cosas para las personas con discapacidad con el inicio de la Fase 3 de la contingencia sanitaria ante el endurecimiento de las restricciones al no tener trabajo, reconoció el presidente del Consejo Estatal de Personas con Discapacidad, Jesús Iván Villaseñor Alvarado.
Destacó que un 90% del sector de personas con discapacidad se vio afectado con la contingencia sanitaria, ya que éstas viven al día pues se dedican al autoempleo y ahorita no tienen forma de salir a trabajar y menos en estos momentos en que la economía está detenida. Resaltó que solamente el 10% cuenta con un empleo estable, pues muy pocos son burócratas en el Gobierno Estatal o Municipal y otros cuentan con un negocio conformado, aunque también padecen una situación difícil porque sus ventas les bajaron.
Asimismo, comentó que las personas con discapacidad son un sector muy vulnerable en términos de salud, por lo que deben extremar todas las medidas de seguridad e higiene para evitar cualquier contagio por COVID-19 que los pudiera llevar a la muerte.