Aguascalientes logró el verde en el semáforo epidemiológico nacional y con esto, se abre la puerta para el regreso a clases presenciales de manera gradual en educación básica a partir del 7 de junio y al 100% desde el lunes próximo en educación media y superior.

El gobernador Martín Orozco Sandoval dio a conocer que por vez primera Aguascalientes alcanza este reconocimiento y por tanto, existen las condiciones para las clases presenciales, con la sugerencia del director del Instituto de Educación, Ulises Reyes, de que en primarias y secundarias se comience con el 40% de los grupos y aumentarla de manera gradual, sin abandonar el sistema híbrido, pues dependerá de la voluntad de los padres de familia que sus hijos vuelvan a las aulas o sigan con clases a distancia.

Mencionó que de la Secretaría de Salud Federal se le proporcionó “un informe preliminar” que marca a Aguascalientes con verde, es decir, con bajo riesgo de contagios y ya con esto, también se podrán planear otras actividades, “aunque tampoco significa que echemos las campanas al vuelo, debemos tener los cuidados necesarios”.

Por lo pronto se han cumplido las tres “V”, pues voluntad de volver a las aulas hay, la vacunación se ha aplicado a 35 mil 200 trabajadores de la educación y padres de familia que serán parte de los consejos participativos de salud, además, se preparan los protocolos sanitarios que se podrían aplicar e adelante, lo cual fue tratado inclusive, durante el Consejo Técnico Escolar de ayer.

Será necesario tener un diagnóstico de los alumnos y condiciones de las escuelas, rumbo al ciclo escolar, pero ya se prepara la modalidad presencial en educación, “el lunes podremos activar la fase intensiva del Consejo Técnico Escolar, al seno de cada institución educativa y será cada comunidad escolar la que tomará decisiones respecto el regreso a clases”.

El titular del IEA indicó, por su parte, que se valorarán los días para el regreso gradual, la duración de la jornada escolar, las medidas sanitarias para preparar lo necesario y que los planteles estén en condiciones salubres, es decir, que cada escuela, de acuerdo con sus características consideren las acciones a seguir.

Por lo pronto, a partir de la siguiente semana se reforzarán los operativos de mantenimiento en las escuelas, recuperar el cableado eléctrico, instalaciones hidráulicas, sanitarias, para luego continuar con las jornadas de sanitización, lo cual se hará con el apoyo de los padres de familia y la comunidad escolar, a fin de que los planteles sean espacios adecuados.

Será interesante además, saber que habrá cartas de corresponsabilidad de los padres de familia, se instalarán en las escuelas y aulas filtros sanitarios y se les dotará de material necesario para dar atención a los alumnos; “estamos en condiciones para que gradual y escalonadamente, y de manera responsable, se pueda volver a la actividad educativa”, insistió.