Quería estar en el chisme y lo único que consiguió fue que resultara herido por proyectil disparado con arma de fuego en una pierna.
Se trata de un vecino del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, de nombre Adrián, de 29 años de edad, el cual fue trasladado a recibir atención médica a un nosocomio donde se reportó su estado de salud como estable.
Inicialmente, a las 04:00 horas, se reportó a los servicios de emergencias que en la calle Paula de Jesús Yáñez y esquina con la calle 21 de Mayo, en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, se estaba registrando una riña entre varios individuos y que se habían escuchado detonaciones por disparo de arma de fuego.
De inmediato se trasladaron al sitio señalado los elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes, pero al hacer su arribo ya no encontraron a ninguna persona, ya que presuntamente los individuos involucrados en el pleito callejero, se habían dado a la fuga en distintas direcciones al percatarse del arribo de los vehículos policiales.
Es el caso sin embargo, que a las 04:25 horas se volvió a recibir otro reporte, donde se informaba que en un domicilio ubicado en la calle Paula de Jesús Jiménez Yáñez se encontraba una persona del sexo masculino lesionada por proyectil disparado con arma de fuego, por lo que los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes se dirigieron al lugar indicado, esta vez acompañados por paramédicos municipales.
Al hacer su arribo encontraron a Adrián que presentaba una herida en el muslo de la pierna izquierda, por lo que tras ser atendido por los paramédicos se procedió a su traslado a un nosocomio a recibir atención médica especializada.
De acuerdo a la versión del mismo Adrián, minutos antes se dio cuenta que se registraba una riña en la calle, por lo que por curiosidad decidió asomarse y a la distancia observó a varios individuos peleando. Repentinamente, escuchó una detonación y casi enseguida se sintió lesionado en su pierna, por lo que ingresó a su domicilio para protegerse.
Indicó que en una primera instancia decidió no avisar a sus familiares de lo ocurrido y se introdujo a su recámara para descansar, pero pasados varios minutos ya no soportó el dolor y pidió ayuda.