Esta emblemática franquicia es reconocida por todos. Su logo, la mítica estrella sonriente, aparece en películas y propagandas; y ha logrado relevancia cultural en muchos estados de Norteamérica, para luego propagarse al resto del mundo. El año pasado se cumplieron 80 años desde su fundación. Pero, ¿qué es lo que distingue a Carl ‘s Jr de las demás hamburgueserías? Su historia, claramente. Su instinto de superación fue determinante a lo largo de su curiosa y bella historia, el énfasis que iba a canalizar sobre la cultura de la gastronomía estadounidense. Pero para comprender de qué estamos hablando, realicemos este recorrido y veremos juntos de qué estamos hablando en verdad.

Todo comenzó en la bella California. Allá por 1940. Una pareja, Carl y Margaret Karcher, decidieron montar un pequeño emprendimiento de hotdogs sobre la costanera de la playa del Pacífico. El carrito obtuvo tanta preponderancia, que la expansión era inevitable. Fue así como decidieron pedir un préstamo bancario de 300 dólares, para lograr que su carrito sea ambulante. Fue así que nació el concepto que hoy conocemos como ‘Drive-in’. Las buenas críticas siguieron llegando, haciéndose conocido en la jerga popular. De esta manera, los carritos se fueron multiplicando, dando inicios de la culminación de franquicia que iba a tener la historia, y se tomó la decisión más importante de todas. La que iba a determinar el futuro de la empresa familiar: agregar hamburguesas al menú. Puedes mientras tanto ver los precios de Carl’sJr aquí.

En los 50’, aparecieron los restaurantes. Dejando de lado los carritos, nació el nombre de Carl ‘s Jr, como un juego lingüístico con el apellido de ambos. Con el consiguiente de los restaurantes, otro concepto fue creado por el diseño y la imaginación de la pareja: el ‘drive-thru’. Otro invento que iba a cambiar a la gastronomía estadounidense para siempre.

Pasaron los años, la franquicia seguía agregando ‘venues’ en su haber; y otra medida drástica tomó lugar. Se limitó el menú, ya que era necesario aggiornarse y servir de manera más rápida para competir con las otras cadenas que venían triunfando en el negocio. La estética y la ambientación pasaron a cumplir un rol fundamental, a la hora de tratar de mejorar la experiencia de la clientela. Fue así que en 1968 se convirtió en la primera cadena de la historia en apostar por la música (en vivo y no), y el servicio de mesa. Esto sienta otro precedente insuperable.

Durante los largos ‘80 se llegó al gran número de 500 restaurantes, lo cual ya se veía como un sueño cumplido, como un objetivo alcanzado. Pero esto debía continuar. Las victorias pedían más victorias. Y así fue como llegó otro avance revolucionario para la época: el pago con tarjeta de débito. Otra inducción clave para el rendimiento de la compañía.

A partir de ahí todo marchó sobre ruedas. Pero si algo distinguió a Carl ‘s Jr, fue innovar constantemente y nunca quedarse parados sobre la comodidad. De esta forma, se comenzó a analizar la refinación del paladar de los clientes. El estilo gourmet se aproximaba y la marca creó la Angus. Una carne premium que distingue a los paradigmas actuales. Absolutamente todas las cadenas siguieron este camino, ya que era el único por tomar. Sino, no podían competir con el sabor y el tamaño de la Angus. Angus fue el nombre del mercado por mucho tiempo.

Con la llegada de los batidos de helados, se ganó la atención internacional y en el año 2010, las ventas se dispararon tanto, que la expansión de la franquicia llegó a Europa. En España se fundó el primer Carl ‘s Jr europeo. Desde entonces, se siguió apostando por la innovación y la calidad, no solo en la comida sino en lo estético. Con más de 4000 restaurantes en más de 40 países y múltiples continentes, Carl ‘s Jr pasó de ser un pequeño carrito de hotdogs, a una de las cadenas de fast-food más reconocidas del planeta. Solo superada, tal vez por McDonald ‘s y Burger King. Aún así, hay mucho potencial para seguir creciendo, en un sector que todo se encuentra cómodo y estancado y como sabemos esa no es la idiosincrasia de Carl ‘s.

Como podrán ver, Carl ‘s Jr tomó decisiones a lo largo de la historia que moldearon la forma en que se consume en la actualidad. Se marcaron hitos de carácter nacional e internacional con el transcurso del tiempo. Fueron pioneros en múltiples facetas de logística y gastronómicas; y no sé por qué, algo me dice que aún nos tienen preparadas unas cuantas sorpresas.

¡Participa con tu opinión!