A lo largo de la Fase 3 por la contingencia sanitaria COVID-19, el servicio de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo en Aguascalientes mantiene en circulación sólo al 33% de sus 440 camionetas, con una ocupación máxima de 9 pasajeros por unidad, sin embargo algunas rutas no han estado cumpliendo con ese requisito porque la ciudadanía no coopera y se sube a la fuerza.
Armando Santana Valdés, presidente de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo, señaló que los choferes de esas rutas han sido apercibidos por esa indisciplina e incluso la Guardia Sanitaria podría aplicarles onerosas sanciones económicas si los detectan con sobrecupo.
Por esa situación se trabaja en una revisión de aforos para identificar la cantidad de personas que se moviliza a diario, en tiempos normales suman entre 28 mil y 30 mil pasajeros, y para este momento se esperaba no sumaran más de 14 mil personas, pero eso no ha sido posible.
Este organismo de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo trabaja para solicitar al Gobierno del Estado subir la circulación al 50% de las unidades para hacer cumplir con el cupo máximo de 9 personas.
En este momento se tienen identificadas tres rutas donde el 50% de sus pasajeros han informado que se mueven desde sus comunidades por razones no esenciales como compras y entretenimiento, quienes se movilizan en las rutas de Aguascalientes, Jesús María y Pabellón de Arteaga; Aguascalientes y Los Campos, la cual pasa por Calvillito; y otra es Aguascalientes y Villa Juárez.
Indicó que cada una de las camionetas trae pegado un letrero que informa sobre el cupo máximo de 9 personas, pero la gente se desespera y no quiere esperar a la siguiente unidad, motivo por el cual se suben, aunque el chofer les diga que no es posible.
Finalmente, aclaró que las indisciplinas suceden en paradas fuera de las terminales en donde se cumplen con todas las medidas sanitarias obligatorias establecidas por los gobiernos del Estado y de la Federación.