El Olympique de Lyon se convirtió en el cuarto semifinalista de la UEFA Champions League al derrotar 3-1 al Manchester City, siendo una de las sorpresas más grandes del torneo ya que todos esperaban ver al equipo de Guardiola en la siguiente ronda, mas no contaban con que el cuadro francés aprovecharía mejor sus oportunidades.
Este duelo entre ciudadanos y leones había comenzado bastante activo con un primer aviso por parte del Manchester City, y minutos después el Olympique tuvo un par de oportunidades para ponerse arriba en el marcador.
El primer tanto llegó al minuto 24, un pase a profundidad para Toko Ekambi terminó con un mal rechace del catalán Eric García, y aunado a una desatención de Ederson al dejar descuidado su arco, llegó el primer tanto del Lyon, en donde Maxwel Cornet marcó de media distancia con rosca a primer palo.
Con el gol de los franceses, los Citizens buscaron más el arco rival, pero después de varios intentos al final de la primera parte y al inicio del complemento, el gol no se hacía presente.
Fue hasta el minuto 69′ cuando llegó la anotación de los ingleses, Sterling hizo una gran jugada por banda izquierda y mandó una diagonal matona para que Kevin De Bruyne llegara de atrás y marcara de primera al segundo palo, empatando así el encuentro.
No obstante, los franceses volvieron a ponerse en ventaja al 79′ con un gol de Moussa Dembélé, quien aprovechó un gran error defensivo al adelantar la línea y dejar al francés totalmente habilitado, el 9 del Lyon llegó solo al arco y con un disparo raso logró batir a Ederson y poner así el 2-1.
La jugada que pudo haber cambiado el partido llegó al 85′, Raheem Sterling tuvo su peor error en su carrera al volar un centro raso a pesar de no tener marca y tener la portería sola a escasos centímetros, dicho gol pudo haber sido el empate para los Citizens a pocos minutos de terminar el tiempo regular.
Como está escrito en el futbol, el que perdona pierde, y en este caso los franceses no desaprovecharon su última jugada, un disparo mal rechazado por Ederson le dejó el balón tendido a Moussa Dembélé, quien marcó su doblete y decretó la victoria del Olympique de Lyon.
Con este triunfo, el cuadro galo logró su pase a las semifinales de la Champions League, en donde enfrentará al poderoso Bayern Munich el próximo miércoles 19 de agosto, en una edición que contará con dos franceses y dos alemanes en instancias finales.
Además de esto, esta será la segunda ocasión en toda la historia de la Champions en donde no habrá equipos españoles, ingleses o italianos en la ronda de semifinales; la única ocasión en la que se había dado este hito fue en la temporada 1990-1991, en donde los cuatro semifinalistas fueron Estrella Roja (Serbia), Marsella (Francia), Spartak (Rusia) y Bayern Munich (Alemania).