Nuevo golpe tendrán las tiendas de abarrotes ante la propuesta de la Secretaría de Hacienda de modificar el cobro del IEPS a las bebidas alcohólicas, lo que provocará una caída en sus ingresos a este tipo de establecimientos hasta en un 30%, señaló el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.

Indicó que las tiendas de abarrotes se sostienen mucho de la venta de refrescos y cervezas, sin embargo, la iniciativa del fisco de modificar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que cobra actualmente por la venta de las bebidas alcohólicas de un 26 a un 53%, ahora quiere cambiar el esquema a 1.4 pesos por grado de alcohol.

Como ejemplo, dijo que en el caso de la cerveza caguama que es de 1.2 litros y tiene un costo de 30 pesos, el contribuyente paga actualmente 5.42 pesos de IEPS, pero con la nueva propuesta de Reforma Fiscal, al aumentar el IEPS a 1.4 pesos por grado de alcohol, la caguama pagaría 8.37 pesos de impuesto, basado en el contenido de alcohol, lo que pondría en riesgo en un 30% los ingresos de las tiendas de abarrotes.

En contraparte, dijo que hay otras bebidas alcohólicas como los vinos tintos que se producen en algunas zonas de Aguascalientes, donde la botella de 750 mililitros con apenas 13 grados de alcohol ronda su venta al público en 200 pesos y contribuye con 36 pesos de IEPS, sin embargo, con la nueva propuesta de modificación, apenas pagaría 13.65 pesos. “Al vino tinto sí le convendría esto porque pagaría menos de IEPS al tener menor grado de alcohol, pero la cerveza sí se vería más castigada al tener mayor grado de alcohólico”.

Estableció que a través de esta modificación al IEPS que va a ser votada esta semana por la Cámara de Diputados, la autoridad fiscal busca recaudar 19 mil millones de pesos extras. Explicó que de los 34 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), solamente Chile, Corea del Sur, Israel y México tienen un sistema de IEPS por valor y no por grado alcohólico, tal y como sí lo tienen Estados Unidos y otros países desarrollados, donde según el grado de alcohol se cobran estos impuestos.