Autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado, reportaron de acuerdo con los resultados del Indicador Estatal COVID que las medidas restrictivas sociales seguirán siendo más estrictas para la capital, al ser el único municipio del interior en situarse en color rosa, correspondiente a nivel de riesgo mayor. Sin embargo, 6 municipios del interior se encuentran en fase verde.
Los municipios de Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos, así como San José de Gracia se encuentran en grado 2, en fase naranja cuyo nivel de riesgo es menor, por lo que sujetándose a lo estipulado en las restricciones de movilidad, seguirán prohibidos los eventos y fiestas sociales. Establecimientos con licencia de giros reglamentados podrán operar al 50% de su aforo, con un cierre máximo hasta las 02:00 horas del día siguiente.
Mercados, tianguis, así como espacios públicos como parques y jardines, además de centrales de abastos, pueden operar sin restricción alguna. Espectáculos públicos, visitas a panteones y eventos sociales, quedan suspendidos. Mientras que negocios con licencias no esenciales, pueden trabajar con un aforo del 70% y con control de acceso.
Por su parte, los municipios de Asientos, Calvillo, Cosío, así como El Llano, Jesús María, San Francisco de los Romo y Tepezalá, se encuentran en grado 1, con nivel de riesgo leve. De esa manera, las medidas sociales son más flexibles, ampliando el aforo en giros reglamentados hasta el 70% de su capacidad total; mientras que mercados, tianguis, espacios públicos, además de mercados y centrales de abasto, operarán sin restricción. Los espectáculos púbicos en espacios abiertos y cerrados, se podrán realizar con la mitad de su capacidad total, así como comercios cuya actividad no sea esencial, podrán trabajar de manera discrecional.
Para el caso de la capital, los negocios como bares, antros y cantinas, cerrarán como límite a las 23:59 horas, mientras que parques, jardines y plazas públicas, así como centrales de abasto, operarán al 50% de su capacidad.