Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A partir del 1 de septiembre, Morena y sus dos aliados tendrán una mayoría simple de 278 diputados federales, mientras que los cuatro partidos de oposición, PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, sumarán 222 legisladores.
Así, los morenistas deberán conseguir votos o consensuar con las bancadas opositoras si quieren sacar adelante reformas constitucionales.
Durante la sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), en la que se confirmó ayer la distribución de las 500 curules de la 65 Legislatura, los partidos de Oposición advirtieron a Morena que terminó la comodidad en la que vivió los últimos tres años, mientras que los aliados de los morenistas llamaron a generar un ambiente de dialogo en San Lázaro.
“(Con esta distribución) se podrán contener de manera efectiva las tropelías de esta Administración que había visto en el Congreso su oficialía de partes, la cual acusaba de recibo todos los dislates que dictaba la voz delirante de un solo hombre.
“Con esta asignación de legisladores se evitará la sobrerrepresentación tramposa que se vivió en la Legislatura que está por concluir”, dijo el representante del PAN, Víctor Hugo Sondón.
Su homólogo del PRI, Gerardo Triana, aseguró que gracias al acuerdo del INE de implementar la afiliación efectiva, se podrá evitar la sobrerrepresentación.
El representante petista Pedro Vázquez demandó a todos los partidos darle vuelta a la página.
“No podemos seguir con discursos estridentes, acusativos de faltas y ausencias, maximizar errores o desaciertos, o en el peor de los casos, mentir con nuestras posturas a los mexicanos”, dijo.
El representante de Morena no participó en el debate y al final de la sesión sólo recogió las constancias de sus plurinominales.

Defienden pluris
Consejeros del INE llamaron a quienes proponen una reforma electoral a no recortar o desaparecer los legisladores de representación proporcional.
También aprovecharon para defender el trabajo del INE ante las descalificaciones el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, Morena.
“México no cabe bajo una sola sigla política ni se puede expresar a través de una sola voz, y es justo la representación proporcional la que garantiza que ese pluralismo se refleje en la toma de las decisiones colectivas.
“Ir en contra de la representación proporcional es ir en contra del pluralismo y al cabo en contra de nuestra evolución democrática”, indicó Lorenzo Córdova.
Martín Faz recordó que el INE siempre ha sido objeto de escrutinio y de crítica de todos los actores políticos.
“No concuerdo con aquellos quienes consideran y señalan en diversos foros que el INE debe ser erradicado, ni con su contrario que afirma que no se requiere reforma o ajuste alguno sin una autocrítica de por medio”, apuntó.
La consejera Claudia Zavala afirmó que pese a las descalificaciones que recibió el INE durante todo el proceso electoral, ha demostrado que hizo un buen trabajo en la elección del pasado 6 de junio.
“Ahí están los resultados del trabajo de todas las personas que intervenimos en estos procesos”, dijo.
Ciro Murayama recordó que gracias a la sentencia del Tribunal Electoral en el tema de la sobre representación, los partidos no podrán tener una mayoría ficticia.
En 2018, señáló el consejero, Morena logró 191 curules, y días antes del 1 de septiembre, cuando se instaló la 64 Legislatura, ya tenía 251, lo que ahora no podrá hacer.