No es un año fácil para la economía mexicana, sin lugar a dudas como consecuencia del coronavirus. Las empresas de todas las industrias tuvieron importantes complicaciones y es por eso que se espera con muchas ansias y expectativas volver a crecer en el 2021. Por ejemplo, si se toman los datos de ventas de vehículos, se puede ver como dicho sector está sumamente golpeado, pero también todos aquellos que están relacionados, como es el caso de la comercialización de pólizas de seguros.

En el año 2020, los datos son por demás claros, desde enero hasta octubre, en todo México aproximadamente una cantidad de 748 mil vehículos fueron vendidos. Esta información fue aportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en donde se comparó con años anteriores. Por ejemplo, en octubre del corriente año, las agencias de ventas hicieron operaciones por un aproximado a 84 mil vehículos, lo que representa una abrupta caída de un estimado de 21% con respecto al año 2019. Pero no obstante esto, se puede ver que con respecto al mes de septiembre de este año, las ventas aumentaron en un 8% aproximadamente, lo que muestra que el país puede comenzar con una recuperación económica pronta.

El Sr. Guillermo Prieto Treviño, que en la actualidad forma parte de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), indicó días atrás, que para fines del 2020 lo que se espera para todo México es que la cantidad de vehículos comercializados, teniendo en cuenta todas las marcas, sea de aproximadamente 945 mil, cerrando así un año 2020 muy negativo, inclusive con registros en algunos meses que no se veían desde el año 2012.

Si una vez más volvemos a los números de ventas que sucedieron en el año 2019, se va a poder ver en este 2020, como mínimo, un descenso de operaciones en aproximadamente un 28%, lo que genera numerosos inconvenientes financieros para cientos de empresas que están directa o indirectamente relacionadas a esta industria. Lo positivo, para quienes se encargan de analizar estadísticas de este rubro, es que dicha disminución va a ser menor a la esperada, debido a que se preveía una caída de aproximadamente un 30%. Lo que ocurrirá este año va a ser muy similar a lo que ya sucedió con la crisis económica mundial del 2009, en donde las ventas de autos en México se redujeron en un poco más del 29%.

Todos estos números con respecto a la venta de vehículos, impacta de manera directa en el rubro de seguros, debido a que son menos las contrataciones, en un país como México en donde ya de por sí sin pocos los vehículos que cuentan con pólizas de seguros, al menos las más básicas, representando los que lo tienen, el 33% del parque automotor total. Ahora bien, a la hora de decidir entre un seguro contra terceros, que es uno de los productos más buscados por los conductores, la recomendación principal de los especialistas es determinar con certeza el precio que se va a tener, de qué manera van a ser las respuestas, si hay bonificaciones por determinados medios de pago, entre algunas otras cuestiones que son fundamental para tener una mejor experiencia.