Un joven que conducía a exceso de velocidad y en estado inconveniente protagonizó un accidente vial, el cual, por fortuna, sólo dejó daños materiales. Los hechos se registraron en las primeras horas de ayer sobre la Avenida Independencia, a la altura del fraccionamiento Pulgas Pandas.
El número de emergencias atendió un reporte en el que solicitaban la intervención de los policías viales, luego de que un conductor se hubiera impactado contra un negocio. De esa manera, elementos oficiales se trasladaron al lugar de los hechos, donde, al llegar, observaron que se trataba de un auto Volkswagen, en color negro, modelo 2017 y con placas de circulación de Aguascalientes, el cual era conducido por quien se identificó como Luis Antonio, de 25 años de edad. El auto quedó incrustado contra una estructura de un negocio dedicado a la venta de llantas. El conductor, al desprender un fuerte olor a alcohol, fue sometido a la prueba de alcoholimetría, arrojando que se encontraba en estado de ebriedad. De acuerdo con los indicios del lugar, el joven circulaba sobre la arteria antes mencionada de norte a sur, cuando, al llegar al cruce con la calle María del Rosario Alcalá, perdió el control del volante hacia su costado izquierdo, provocando que se estrellara contra el objeto fijo.
Finalmente, Luis Antonio fue detenido y presentado ante el juez calificador, en donde conocerá su situación legal correspondiente. Los daños materiales se cuantificaron en 5 mil pesos.