Vicente Flores Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, dio lecciones sobre cómo tratar a los periodistas: «no hay que matarlos a balazos, papá, hay que matarlos de hambre», dijo.

Expresiones como ésta fueron exhibidas en una serie de audios donde el dirigente tricolor regaña a sus colaboradores, ordena pagos millonarios a estrategas de campaña y se queja de sobornos a diputados por parte de Cinépolis.

En uno de estos audios, Moreno cuestiona que Alejandro Ramírez, de Cinépolis, se haya quedado corto en aportaciones de campaña, presuntamente para las elecciones del año pasado, cuando se renovó la gubernatura de Michoacán.

«Oye, a ver, te voy a poner un ejemplo. ¿Sabes cuántas salas de cine tiene Cinépolis? Seis mil, tiene en Asia, tiene en China, tiene en África, tiene todo. Imagínate, güey, y que dé 25 millones de pesos, o sea, lo valoramos, eso dio, 25 millones de pesos.

«Él me dijo ‘hay 12 diputados de Michoacán, que es mi estado ¿Cuánto quieres que les dé? Queda un mes de campaña ¿uno o 2 millones?’ Me dio 2 millones, son 24. Eso sí, los llamó a todos, se los dio en chinga, eso hay que reconocerlo. Pero ese hijo de su reputa madre es para que dé 300, cabrón», se escucha en uno de los audios.

En otro audio se escucha que, mediante un intermediario, habría realizado pagos millonarios al estratega español Antonio Solá, y en otro demanda extorsionar a proveedores.

«Le hablas al puto proveedor y le dices ‘oye cabrón, me vale verga, ahí te lo pago el otro mes o cuando sea ¡pon las putas gorras!'», dijo.

Los audios han sido difundidos en el espacio Martes del Jaguar, del Gobierno de Campeche, que encabeza la morenista Layda Sansores.
Revira ‘Alito’
Alejandro Moreno, acusó al Fiscal de Campeche, Renato Sales, de robarse el equipo de espionaje de la Policía Federal en 2018, para usarlo años después contra integrantes de la Oposición al Gobierno federal.

Incluso, publicó una denuncia que está abierta contra el entonces Comisionado Nacional de Seguridad por irregularidades en la compra de ese equipo, que denominó «Plataforma del Sistema de Exploración de la Información e Inteligencia», y por el que se pagaron 807 millones de pesos.

«Cinco semanas de audios publicados (hechos) por el Gobierno y los que faltarán. Inventaron complots, delitos y ahora audios.

Todos los audios se obtienen y manipulan con un sistema de espionaje, que nunca se entregó a la Policía Federal y que se robó el hoy Fiscal de Campeche», escribió en su cuenta de Twitter.

¡Participa con tu opinión!