Noé García Gómez

Últimamente en esta columna hemos analizado la importancia que están tomando las redes sociales en el quehacer social y político actual, el año que pasó incrementó el uso del mundo digital y demostró el poder y penetración que pueden llegar a tener las redes sociales como zoom, Facebook, Twitter, WhatsApp.

Este año se dio una muestra tangible de lo que pueden llegar a lograr con el caso de GameStop-Wall Street , donde un grupo de internautas logró doblegar a Wall Street, el experto JAVIER PASTOR (@javipas) lo describe“El valor de sus acciones creció de forma insólita en pocos días y planteó una reflexión que lleva meses (e incluso años) en el candelero: los grandes grupos organizados por internet que hacen uso de las redes sociales tienen hoy un poder que está cambiando (un poco) nuestro mundo.”

También está el otro lado, como los dueños de las redes sociales, determinan qué es lo correcto y qué no; ejemplo la desactivación de cuentas en twitter de Donald Trump, o también qué contenido impulsar y hacer tendencia como fue el caso de cambridgeanalytic.

En estos días en el Foro de Davos se dio un pronunciamiento de la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursulavonder Leyen, sobre el impacto que el modelo de negocio de las plataformas digitales tiene, no sólo en la competencia libre y justa, sino en la democracia, la seguridad y la información, “Lo que es ilegal ‘offline’ tendría que ser ilegal en línea”. Profundizó “Tiene que existir un marco legal para decisiones de tanto alcance. Las empresas de internet deben hacerse responsables por la forma en cómo difunden, promueven y retiran el contenido”. Además de apelar a la transparencia y lo urgente que es conocer cómo funcionan los algoritmos porque, “no se puede aceptar que decisiones que influyen en la democracia las tomen computadoras”.

En nuestro país vimos el debate iniciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador al acusar a las redes, particularmente Twitter de tener un sesgo político y hasta interés partidista; y uno de sus operadores en el Senado, Ricardo Monreal anunció que está trabajado una propuesta para regular su uso y condiciones de las redes sociales, centrando su postura en que debe privilegiar el derecho a la libertad de expresión y priorizar la democracia.

La realidad que hoy tenemos es que las reglas del mundo se tienen que adaptar, como lo he comentado, existe otro universo paralelo al mundano que poderosamente está creciendo en la internet. Por lo que hay que estar atentos.