RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Las campañas políticas que estaremos viviendo en estos meses tienen algunas cosas novedosas para la población de todo el país. Y eso es debido a que será una magna jornada electoral en donde en un sólo día estarán en juego miles de cargos de elección popular, a cual más de importantes, desde gubernaturas hasta alcaldías, diputaciones federales, diputaciones locales, etc. Obviamente llama la atención saber cómo quedará el mapa político nacional luego de la jornada electoral en lo referente a las 15 gubernaturas que estarán en disputa. La curiosidad principal es ver cuántas gana MORENA, que a pesar de querer competir con candidatos del peor prestigio y calaña como sería el caso de Félix Salgado Macedonio, pero con el apoyo total del mandamás del país, o sea López Obrador, tienen un alto grado de posibilidades de triunfo. Otro caso atípico en estas elecciones es el de Chihuahua, en donde el gobernador panista Javier Corral está tratando por todos los medios legales y legaloides, impedir que la candidata de su partido, o sea el PAN, María Eugenia Campos llegue al poder, esto debido a una cuestión diríamos personal o de capricho. Y para ello promovió por todos los medios que fuera vinculada a proceso por el delito de cohecho, siendo acusada de recibir más de 9 millones de pesos para ella y para otra persona que entre los años 2014 y 2015 formaba parte de la bancada panista en el Congreso de Chihuahua. El dinero supuestamente provenía de una nómina secreta del en ese tiempo gobernador César Duarte y que le dio dicho dinero para que la entonces diputada local favoreciera al gobernador. En este asunto se ve la inquina del actual gobernador chihuahuense contra la candidata principalmente porque no pudo dejar a su delfín. Hoy incluso se menciona de una posible alianza de Corral con López Obrador para que MORENA gane la elección en uno de los estados más importantes del país. Todo puede ser posible en la política mexicana.

Las campañas políticas no iniciaron todas al mismo tiempo. Hoy la modalidad es diferente y por ejemplo las campañas para las gubernaturas iniciaron el domingo 4 de abril. Los que aspiran a las diputaciones federales en Aguascalientes empezaron el domingo pasado y los candidatos a alcaldes iniciarán de acuerdo al número de habitantes de los municipios. Sin duda esta magna elección tiene una serie de modalidades que confunden al más pintado para los asuntos electorales. Y si no basta ver que en Aguascalientes todavía se están cayendo candidaturas, como la de la candidata a la presidencia municipal de Aguascalientes, en donde Norma Guel, que había obtenido la candidatura de refilón gracias a que la anterior candidata de plano abandonó el barco al percatarse que era una misión imposible para el PRI obtener ya no el triunfo sino siquiera un resultado decoroso. Norma Guel se apuntó para sustituirla, pero a sabiendas de que ni el apellido lograría salvarla del fracaso, negoció con la dirigencia tricolor jugar con dos candidaturas, la de la alcaldía y otra, pero ésta sí con la garantía de triunfo: una candidatura plurinominal a una diputación local. Nada más que no contaba con la astucia del presidente estatal del PAN, Gustavo Báez, quien metió un recurso de inconformidad ante las autoridades electorales pues eso no era posible, o iba en una o iba en otra candidatura, pero no en las dos. Y le cuajó a Gustavo, y el lunes pasado se decidió que Norma Guel iría de candidata a la presidencia municipal y su cuñada Verónica Romo Sánchez irá por la diputación. O sea que al final de cuentas todo quedará en familia. Y no crea usted que todo está perdido para Norma Guel pues para asegurar su posible llegada al Congreso local fue registrada ¡como suplente de su cuñada Verónica Romo! O sea que luego de la inevitable derrota que le depara al PRI, la candidata a alcaldesa podrá suplir a su cuñada en el Congreso y de esa manera burlar las leyes electorales y obtener lo que deseaba desde un principio.

No cabe duda que acciones como ésta son las que han ido cavando la tumba del ex partido aplanadora: El PRI. Ahora sí que los pocos militantes que le quedan están viendo el temblor y no se hincan, y siguen haciendo las marrullerías al estilo de Félix Salgado Macedonio, también ex priista ya que, en sus inicios, allá por el año de 1987, formó parte de la Corriente Democrática del PRI, que contra viento y marea no sueltan las nóminas gubernamentales, al costo que sea. En el caso que le comento se ha ido dando una especie de legado familiar a través de las diferentes generaciones a partir del ex gobernador Francisco Guel Jiménez.

Hace algunas entregas le comentaba que para la presidencia municipal sólo había dos contendientes con posibilidades reales de triunfo: Los candidatos del PAN y de MORENA. Hoy nadie duda que las posibilidades del candidato de MORENA se fueron al abismo. Los acontecimientos recientes que lo ubican como ex activo de una secta en donde a los integrantes les exigían tener relaciones sexuales con su líder Keith Raniere. Todo un escándalo mundial fue al descubrirse de cómo actuaba esta secta. Hoy su líder está en la cárcel se puede decir que de por vida pues le dieron de sentencia 120 años de cárcel por tráfico sexual.

MORENA tendrá un nuevo aire si el candidato es sustituido. No hay de otra. Desde luego que hay otro candidato que pudiera hacer la hombrada y volver a ocupar la alcaldía de Aguascalientes: Gabriel Arellano. Pero el partido con el que está compitiendo no le va a ayudar mucho. El movimiento naranja tiene sus simpatizantes, pero no al grado de lograr una elevada votación. Otto Granados lo ha dicho con todas sus letras y eso que su sobrino Gustavo es el presidente local de Movimiento Ciudadano. En este caso amor no quita conocimiento. Como quiera que sea estamos en la antesala del bombardeo mediático de los diferentes partidos que van en pos del poder político en sus diferentes facetas.