Con la idea de lograr la reactivación del sector comercio, El Buen Fin en esta ocasión se desarrollará durante 12 días a partir de este lunes y hasta el 20 de este mes; la idea es que la gente tenga tiempo para aprovechar ofertas y hacer sus compras ya sea directamente en los establecimientos comerciales o en línea, modalidad que han adoptado ya la mayoría de los negociantes.

Humberto Martínez Guerra, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en la entidad, manifestó que debido al COVID-19 la forma de ejercer el comercio también ha cambiado, sobre todo porque se obliga a los comercios y los clientes a cumplir con los protocolos sanitarios, pero también a que la dinámica de vender se ha diversificado, y lo que se haga en esta ocasión, mostrará también la creatividad de quienes son parte de este sector.

De ahí que también se tendrán dos horarios de arranque, el primero será al mediodía en El Parián y a las 16:00 horas, en Plaza Espacio, al oriente de la ciudad.

En los años anteriores, esta época significaría la pretemporada para las fiestas navideñas, otra fecha en la que tradicionalmente también reportaría mejores ventas, sin embargo, en esta ocasión será una “prueba de fuego”, porque las condiciones y forma de vida han cambiado, precisamente por la situación de salud que no se ha superado, por el contrario, atraviesa una mala etapa.

La realidad es que la mayoría de los giros comerciales se han visto deprimidos a raíz del arribo de la pandemia a la entidad, aunque poco a poco se ha tenido algo de recuperación, esto es sólo por días, pero la realidad es que ahora la gente se mantiene a la expectativa, por lo que se espera que los más de 300 negocios que se han integrado a El Buen Fin, presenten ofertas atractivas para incentivar las ventas y que haya entusiasmo en los compradores.

Aclaró que en este evento no sólo participan las grandes cadenas o tiendas, pues también se suman pequeños negocios, algunos que ni siquiera son parte de la Canaco, pero que tienen la misma intención, de ahí que se tiene la esperanza de que se reporte una derrama económica, por lo menos igual o cercana a la que se tuvo el año pasado que fue de alrededor de los 1,200 millones de pesos.