Durante la madrugada fue robada una camioneta pick up que estaba estacionada frente al domicilio de su propietario. Minutos después, los policías estatales lograron recuperarla, aunque no lograron capturar al sospechoso, ya que escapó corriendo hacia el monte.
Fue a las 05:40 horas, cuando se reportó al número de emergencias 911 el robo de una camioneta Nissan pick up, color gris, con placas de circulación del Estado de México.
Minutos después, los policías estatales la detectaron cuando circulaba a exceso de velocidad por la carretera estatal No. 110, por lo que se inició una persecución que finalizó a la altura del fraccionamiento Paseos de San Antonio.
Cuando una patrulla de la Policía Estatal le cerró el paso y obligó al conductor a detener la marcha, rápidamente descendió de la camioneta y escapó corriendo hacia el monte, sin que pudiera ser detenido.