Noé Magallón
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-En una representación actuada en Plaza de la Liberación, ayer el Frente Nacional Anti AMLO (Frena) juzgó y condenó a 70 años de cárcel al Presidente Andrés Manuel López Obrador, por 12 supuestos delitos que le imputaron.
Hubo quien, incluso, sostuvo que era peor que Adolfo Hitler.
El Mandatario fue juzgado por genocidio, crímenes de lesa humanidad, homicidio doloso, delincuencia organizada, fraude y traición a la patria, además de delitos contra la seguridad pública, hechos de corrupción, crimen organizado, catástrofe económica, delitos electorales y delitos de corrupción.
Los simpatizantes de Frena instalaron un templete al pie de la estatua de Miguel Hidalgo y constituyeron una corte encabezada por Mónica Quezada Gómez, designada como jueza.
El juicio comenzó a las 10:50 horas con la asistencia de alrededor de 180 personas, previa recolección de denuncias que se extendió hasta que los organizadores se retiraron.
“Yo denuncié la falta de atención en los hospitales. Yo, por ejemplo, necesito una operación de próstata y no hay servicio en mi clínica, nada más para Covid. Qué pasa si se llega a agravar”, compartió Jesús Montes.
Quien fungió como fiscal, Eugenio Villaseñor Zavala, explicó las acusaciones contra AMLO, que incluyeron la liberación de Ovidio Guzmán, la asignación de recursos al estadio de béisbol relacionado con Pío López Obrador y el conflicto de interés en el que se vio involucrada Felipa Obrador.
Por más de una hora, varias personas que sostuvieron ser víctimas de las políticas de AMLO ampliaron los señalamientos en el templete.
“Destruyó instituciones como el Seguro Popular y los fideicomisos… promovió a candidatos acusados de delitos como violación, promovió el nombramiento de un extranjero en el Tribunal Electoral, John Ackerman”, dijo Jorge Antonio.
Beatriz Jaime, otra de ellas, afirmó que el Presidente era peor que Hitler.
Juan Carlos Hernández representó la defensa del fundador de Morena, pero fue “interrumpido” mientras justificaba algunas de las políticas del Mandatario.
“Se condena al acusado a la pena privativa de su libertad por 70 años de prisión, la cual deberá cumplir en la penal de la máxima seguridad de Almoloya de Juárez”, pronunció la jueza al final.