A pocos días de culminar la temporada regular en varias ligas de Europa, esta semana se disputaron dos finales de Copa en los países de Italia y Francia; y en el caso del calcio italiano, el conjunto de la Juventus obtuvo este modesto título tras superar 2-1 al Atalanta.
En la última década, la Juventus se convirtió en un equipo imparable en Italia, debido a que año con año la Vecchia Signora levantaba cualquier título local, y siempre estaba en la disputa de la Champions League.
Sin embargo, esta campaña no fue la mejor para las cebras, siendo eliminados en octavos de final de la Champions, y bajando hasta el quinto lugar general de la liga, poniendo en riesgo su participación en la próxima Champions.
A pesar de esta mala temporada, la Vecchia Signora llegó hasta la final de la Copa de Italia, y el día de ayer se tuvo el desenlace de esta historia con un intenso partido que se celebró en Mapei, entre los equipos de Turín y Bérgamo.
A la media hora de juego, Dejan Kulusevski puso el 1-0 en la cuenta de la Juventus con una gran definición en la parte derecha del área, rematando de ‘rosca’ y de primera un gran pase de Cuadrado, aunque esta jugada levantó algo de polémica por una posible falta del colombiano en la jugada previa al gol.
A pocos minutos de culminar la primera parte, Ruslan Malinovsky empató el partido con un disparo desde los linderos del área, pero al 73′, Federico Chiesa le dio la victoria a su equipo con una gran jugada individual, apoyándose con una pared de Kulusevski, dejando un marcador final de 1-2.
Este título representa el segundo en la era de Andrea Pirlo, contando la Supercopa que ganó ante el Napoli, además de ser el último en la carrera de Gianluigi Buffón, quien no seguirá más en la Juventus, y posiblemente el último campeonato de Cristiano Ronaldo con la playera de la Juve.
De igual manera, éste es el título 14 de Copa Italia para la Juventus, aumentando su ventaja como máximo ganador de este torneo, en toda la historia.
Ahora la Vecchia Signora se estará preparando para su último juego de la temporada, el cual será este domingo a las 13:45 horas en casa de Bolonia. La Vecchia Signora tiene como obligación ganar si quiere aspirar a jugar la Champions la siguiente campaña, aunque para su mala suerte, depende de los resultados del Milán y del Napoli.