Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió ayer la compra de miles de toneladas de leche en polvo a Estados Unidos, tras el reclamo de ganaderos y legisladores.
Argumentó que México no es autosuficiente en esa materia y que la compra a EU es para completar el producto que requiere nuestro País, así como mantener los precios de Liconsa.
«Tenemos para comprar toda la leche, pero nos hace falta, o sea, no somos autosuficientes», comentó.
«Y no queremos que nos falte la leche. Sí (se va comprar) lo que falta para que no tengamos desabasto y podamos mantener los precios en las lecherías Liconsa».
En la mañanera, López Obrador fue cuestionado sobre la queja de productores de Jalisco, a lo que respondió que se respetarán los precios de garantía.
«No, no no (se les va afectar), para nada, se mantiene el precio de garantía, que lo hemos estado incrementando para que ellos se beneficien», dijo.
«No (se les va desplazar), se les va seguir comprando la leche a un precio justo a todos los productores, hay precio de garantía».
El Gobierno de México informó el pasado 12 de julio que comprará hasta 20 mil toneladas de leche en polvo de Estados Unidos, «para apoyar a las familias mexicanas en comunidades rurales y urbanas».
Tras el anuncio, hecho por ambos gobiernos tras la reunión bilateral entre López Obrador y el Presidente de EU, Joe Biden, en la Casa Blanca, ganaderos y legisladores se inconformaron.
Advirtieron que la compra de esas 20 mil toneladas de leche en polvo son una puñalada en la espalda a los productores mexicanos.
Alberto Velasco, presidente de la Unión Ganadera de Jalisco, dijo que esa cantidad equivale a cerca de mes y medio de la producción de Jalisco y 22 por ciento de la producción nacional.
«Este anuncio nos está poniendo contra la pared en tiempos complicados, después de una tremenda sequía e incremento en insumos para producir», alertó entonces.
«La electricidad, el diésel, la gasolina que nos habían prometido que iban a bajar sus precios, todo lo contrario, van a la alza».
Eduardo Ron, ex presidente de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, aseguró que el Gobierno de la 4T ha mentido a los productores nacionales con los precios de garantía.
El también ganadero lamentó que para el Gobierno federal sea más fácil comprar leche en polvo en Estados Unidos que pagarle bien a quienes producen en el País.
«Cómo podemos decir a los productores nacionales que a los gringos les pagamos a 13 pesos el litro de leche y a los mexicanos sobre 9 pesos, es ilógico, estamos sometidos al imperio yanqui, el Presidente está sometido a la voluntad del Secretario de Agricultura de EU, Tomas Vilsack», sostuvo Ron.