Cuando sucede un hecho aborrecible es regla general que los ciudadanos esperen un castigo ejemplar para el o los responsables, hecho que motiva estar atentos al desarrollo del juicio y conocer en qué términos quedó la pena, que si es como se esperaba hay una especie de alivio colectivo, pero cuando sucede lo contrario vienen los reclamos y las acusaciones en contra del juez, cuando en sentido estricto él únicamente se apegó a lo que dispone la ley.

Pocas veces se reflexiona que los directamente responsables de que un castigo sea blandengue son los diputados, que creyéndose “sabelotodo” crean o reforman la legislación para que sea, según ellos, equitativa en todos sus alcances, cuando hay casos que no puede ser clemente con los individuos que cometieron un acto demencial.

El mejor ejemplo se acaba de vivir con la condena que recibió el asesino de una mujer, que no obstante la forma en que le arrebató la vida y de cómo fragmentó el cadáver, recibió el beneficio de una punición reducida al haber aceptado su culpabilidad, por lo cual tendrá que permanecer en prisión 30 años y no los 60 años que debería de ser por el delito de feminicidio.

Este hecho tuvo lugar el 24 de marzo de 2019, cuando el convicto apaleó a la víctima en diversas partes del cuerpo, principalmente en la cabeza, abdomen y pecho hasta sacrificarla y se dio el lujo de grabar con su celular la golpiza a la señora. En seguida fragmentó los restos y los depositó en bolsas negras para luego sepultarlos en un baldío del fraccionamiento Villas del Puertecito, lugar en que permanecieron por más de 60 días. Fue el 3 de junio cuando las autoridades localizaron los fragmentos, lo que fue posible gracias a que el homicida le platicó a su pareja sentimental que mató a una mujer y la había enterrado, por lo que lo denunció ante el ministerio público procediéndose a su captura.

Este caso ejemplifica lo indulgente que son las leyes que crearon los diputados, en función que el homicidio tuvo lugar con todas las ventajas y el autor demostró cierto deleite a partir de que grabó los detalles de su macabro acto, pero se acogió al procedimiento abreviado con lo que aseguró una reducción considerable a la condena.

En estos procesos lo justo es que no exista reducción a la pena, ya que no sólo acabó de manera atroz una vida sino que la sentencia es una farsa para los familiares, a los que nuevamente se les victimiza, puesto que no pueden hacer nada para que se reponga el juicio ya que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

Todo indica que la justicia prefiere inclinarse a favor de los inculpados y no de las víctimas, al irse en algunos casos por el procedimiento abreviado y en otros apelan la sentencia para lograr que se cambie el sentido del crimen, que en lugar de que sea un homicidio con todos los agravantes o feminicidio se le considere como un homicidio simple o en riña.

La Constitución establece que los diputados son los únicos facultados para crear, derogar, ampliar o reducir las leyes, pero antes de proceder debería haber la participación de la sociedad para que emita sus puntos de vista, principalmente de abogados, psicólogos, psiquiatras, representantes de los sectores público, empresarial y sindical, etc., teniéndose en cuenta que cada quien tiene algo que decir y mucho que aportar, con lo que habría un catálogo jurídico acorde con las exigencias colectivas.

Es algo similar a lo que sucede con las penas a los menores de edad, que pueden cometer el peor de los delitos y su encierro no pasará de cinco años, aunque aquí la legislación federal es paralela a la estatal, que es igual de comprensiva con niños y adolescentes cuando son autores de un daño inhumano, lo que no impide que al poco tiempo salgan en libertad.

PUNTOS ANTAGÓNICOS

Unos exigen respeto a la vida desde la concepción y otros demandan aplicar el aborto antes de las doce semanas de la gestación, lo que genera una lucha intensa en defensa de sus posiciones. En ambos casos no ceden un ápice y se convierte en una disputa vehemente, que a veces llegan a palabras hirientes o con plantones ante el Congreso para hacerse escuchar.

En el Frente Nacional por la Familia están en estado de vigilia ante el anuncio de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de que busca que se apruebe el aborto en todo el país, por lo que hará “hasta lo imposible” para evitarlo.

A nivel estatal este organismo mantiene un rechazo absoluto al aborto, a la unión conyugal entre personas del mismo sexo y a la eutanasia, por considerar que son un peligro para las familias, que desde los orígenes de la humanidad ha sido fundamento y fortaleza de la sociedad.

En el Frente consideran que la funcionaria recurre a estos temas ante el fracaso que ha habido en varios estados, que fue el caso de Oaxaca, al publicitarse que el Código Penal autorizó el aborto, pero a final de cuentas no fue cierto y tampoco ha prosperado la iniciativa en Veracruz, Hidalgo y Puebla.

Ante la negación en cada lugar, ahora la Secretaría de Gobernación pretende que se incluya en el Código Penal Federal para hacerlo obligatorio en todo el país, pero hay una repulsa generalizada en la sociedad nacional, por lo que llegado el caso se recurrirá a todo lo que sea necesario para evitarlo.

El dirigente local del Frente, Carlos García, afirmó: “Vamos a ir hasta donde tope, ya hemos estado en comunicación con el Secretario de Salud y estamos haciendo varias cosas que incluyen desde huelgas de hambre, marchas y movilizaciones en todos los estados. Se hará todo lo que sea necesario pero esto no lo vamos permitir”.

Contrario a esa postura, la diputada local Érika Palomino, demandó que en el nuevo periodo de sesiones del Congreso se incluya la iniciativa para despenalizar el aborto, sometida a consideración desde el pasado mes de diciembre. Dijo que intuye que hay temor a los costos políticos, pero se debe anteponer el aspecto de salud a que se enfrentan las mujeres que esperan tener esa opción para deshacerse del hijo que no desean y que no quieren ser juzgadas penalmente.

La legisladora aceptó que seguramente algunos diputados no estén de acuerdo “desde lo moral”, pero en materia de salud lo que pretende con su iniciativa “es proteger a aquellas mujeres que voluntariamente deciden interrumpir su embarazo, además es una situación también de derechos humanos, por la libertad de decidir sobre su cuerpo”.

Es un tema que genera conflicto entre las bancadas, ya que una parte de los diputados está en descuerdo como lo ha manifestado en varias ocasiones, por lo que aún cuando el documento se presente ante el pleno es factible que por mayoría se deseche, lo que no obsta para que continúe la insistencia.

Para el presidente de la Comisión de Justicia, Guillermo Alaniz, que sería la encargada de analizar si procede llevarla al pleno, no está seguro de recibirla o que se turne a otra comisión, tácticas que son comunes cuando se busca frenar un documento que se sabe, es de difícil resolución y por lo mismo genera un ambiente discordante.

En resumen, los que están a favor y en contra del aborto velan armas, por lo que habrá que ver a quién afecta más los calores de primavera, que se esperan abrasadores.

A RÍO REVUELTO…

Como ocurre ante un acontecimiento de alto impacto social, que es el caso de un día sin mujeres, ya salieron los imitadores que se dicen “apartidistas”, pero en el escrito que entregaron en varios lugares de la ciudad llevan el sello antigubernamental, sin dejar de lado que desde la esfera oficial pueden ser los promotores de esta situación para crear una cortina de humo. Impulsan un paro nacional económico, con lo que busca evitar “un Venezuela en México”, para ello sugieren evitar la adquisición de productos y servicios que cobren IVA, comprar sólo lo necesario para subsistir, dejar de usar el vehículo para no consumir gasolina, evitar utilizar la tarjeta bancaria y sólo usar el efectivo y no pagar impuestos.

 

¡Participa con tu opinión!