Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

El 1º de octubre comenzarán a operar en Aguascalientes los juzgados laborales, en tanto que las juntas de Conciliación y Arbitraje, continuarán con las carpetas que tengan por resolver hasta el 30 de septiembre, toda vez que en adelante los conflictos obrero-patronales serán dirimidos de manera oral por parte del Poder Judicial.
Mientras tanto, la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Gabriela Espinosa Castorena, dio a conocer que en esta entidad se contará con dos juzgados laborales que estarán ubicados frente a la clínica 10 del IMSS, y cada sala tendrá tres secretarios de acuerdos, más personal administrativo, actuarios, peritos oficiales, y otro personal que se vaya requiriendo.
Dio a conocer que se está en proceso de selección del personal que ya ha sido parte de concursos de oposición, exámenes tanto para jueces como para secretarios instructores; se ha hecho el examen psicométrico y el 22 de este mes, sesionará el Consejo de la Judicatura que será el encargado de analizar perfiles, calificaciones y proceder a los nombramientos de los jueces y secretarios.
Al pasar los casos laborales a manos del Poder Judicial a través de juzgados en materia laboral, lo que se pretende es agilizar la carga de asuntos que actualmente llevan las juntas locales de conciliación y arbitraje a través de los centros de conciliación, siendo de esta manera como se podría evitar la judicialización de las demandas, aunque claro está que eso dependerá de las partes involucradas.
Además, al implementarse los juicios de oralidad también en materia laboral, habrá más agilidad en la dictaminación, pues podrían llevarse de seis a ocho meses el asunto, dependiendo de sus características, “me estoy apresurando, creo que los casos se podrían estar resolviendo de seis a ocho meses, va a depender mucho de las partes, porque luego, en el juzgado se tiene la idea de terminar pronto el tema, pero son las mismas partes las que promueven impugnaciones y recursos”.
Espinosa Castorena resaltó que los juzgados laborales comenzarán con carga cero de trabajo, y se estima que tendrán que pasar unos 10 días para que lleguen las personas con algún conflicto de esta índole a tratar de dirimir, a quienes en primera instancia se canalizará al Centro de Conciliación, esperando evitar que se llegue a un juicio, que así se hará de no haber acuerdo en las partes.