Salvador Rodríguez López

Resulta espinoso discernir sobre la forma cómo se juzgan actos punibles, ya que por una parte el policía ministerial que asesinó a un detenido adujo que no quiso matarlo, sólo que se tropezó y la pistola se accionó dando la bala en el abdomen de esa persona, por lo que sus jefes están considerando que fue algo accidental, además que presuntamente llegó a un arreglo con los familiares del fallecido para que le otorgaran el perdón, con lo que podría alcanzar su libertad plena, pero por otro lado la mujer que participó en el asalto al Templo del Señor de los Rayos recibió una condena de 58 años de prisión por haber encerrado a la encargada de la sacristía, lo que se catalogó como un “secuestro exprés”.

Entre un acto y otro hay una distancia abismal, puesto que en el primero se privó de la vida a quien no iba armado y sólo corría para tratar de evitar que lo encerraran en el Cereso Aguascalientes, en tanto que en el segundo no se causó daño corporal a quien la indiciada y dos cómplices “secuestraron”, ya que únicamente la encerraron en un clóset para poder llevar a cabo su fechoría.

De acuerdo a como empezó a manejarse en la Fiscalía General del Estado el caso del policía ministerial, dependencia a la cual pertenece, considera que sí es posible que al ir en persecución del detenido trastabillara debido a lo abrupto del terreno, sin embargo lo que no explican es la razón para que empuñara la pistola a sabiendas que el otro no llevaba ni siquiera un cortaúñas.

Se pueden aducir cuantas posibilidades estén al alcance, pero la única verdad es que hubo un muerto y el responsable está a un paso de quedar libre de culpa y hasta puede reincorporarse a su trabajo, toda vez que logrando el perdón de los familiares se considera que ya no hay motivo para seguir adelante.

Se observa que no se cumplieron los procedimientos que exigían las circunstancias, por lo que no es dudarse que vuelvan a ocurrir hechos de esta naturaleza y que simplemente se recurra a un subterfugio para evitar el castigo, además que con unos cuantos pesos es posible alcanzar el perdón que reduce grandemente el delito. Si se hubiera juzgado aquí a Mario Aburto, que 1994 acabó con la vida de Luis Donaldo Colosio, desde un principio habría quedado libre.

En tanto, todo el peso de la ley cayó sobre la fémina que formó parte de la banda que robó el templo contiguo a los panteones de la Cruz y Los Ángeles, hechos que ocurrieron el 9 de julio de 2019, de donde sustrajeron 46 mil pesos, además de 6 mil que la víctima tenía en su bolso. Los vecinos dieron parte a las autoridades y minutos después policías preventivos lograron la aprehensión de la mujer originaria de Irapuato, Gto., mientras que sus cómplices, que llevaban el dinero, se dieron a la fuga y hasta la fecha no se han logrado detener.

El juez de Control y Juicio Oral del Primer Partido Judicial dictó la sentencia, misma que más tarde fue ratificada por la Sala Penal del Poder Judicial del Estado, luego que la acusada se inconformó y recurrió al máximo tribunal local, que consideró que el castigo estaba apegado a lo dictan las leyes

NO CONVENCE

Por más acrobacias que hace el presidente de la República para agradar a las galerías, no logra vencer el escepticismo que hay sobre su forma de gobernar, ya que son demasiados los asuntos que se quedan sobre la mesa, principalmente en materia de seguridad, economía, salud y desarrollo.

A partir del pasado uno de septiembre tiene lugar desde Palacio Nacional una campaña para sensibilizar a los mexicanos de que todo va “requetebién”, con spots que no concuerdan con la realidad, ya que por ejemplo en seguridad la violencia crece a pasos agigantados al grado que hay regiones que están bajo el dominio absoluto de la delincuencia organizada y por si faltara algo la CNTE mantiene secuestradas la vías del ferrocarril en Michoacán, lo que aumenta cada día la pérdida millonaria para las empresas que no pueden trasladar la mercancía, sin que el Gobierno Federal intervenga con el argumento de que prefiere el diálogo, mismo que no tiene lugar.

En Aguascalientes ya lo dijo el gobernador Martín Orozco, el estado tiene tres años que no recibe el apoyo federal en los renglones de seguridad, economía e infraestructura, por lo que el avance que hay ha sido con recursos propios, al mismo tiempo resulta sumamente preocupante lo que ocurre en otros lugares donde el crimen organizado ha sentado sus reales, por lo que aquí se ha tenido que redoblar el esfuerzo para evitar que penetren, pero es un asunto que preocupa porque la movilidad local es a varias partes del país en donde se está expuesto a sufrir un atentado.

Es factible que tenga lugar una reunión entre mandatarios de Jalisco y Aguascalientes y se invite al titular electo de Zacatecas, en que se fijen las bases para un combate efectivo a la delincuencia y así se logren mejores resultados, teniendo en cuenta que Aguascalientes colinda con municipios como Encarnación de Díaz y Teocaltiche, donde se han registrados crímenes y asaltos que en ocasiones perjudican a habitantes de esta entidad.

Consideró que existe la posibilidad que los nuevos diputados federales sean diferentes a los que dejaron de serlo el pasado uno de septiembre y lleven a cabo trámites a favor del estado, de manera que puedan realizarse mayores programas que beneficien a las comunidades urbanas y rurales.

Por su parte el Colegio de Economistas, a través de su presidente José Gil Gordillo Mendoza, considera que el gobierno lopezobradorista no ha cumplido con las expectativas que despertó en 2018, ante la carencia de programas que promuevan la mejora de las empresas y la creación de empleos. Recordó que hace tres años, cuando arrancó este sexenio, se presentaron varias propuestas y que todavía no se llevan a cabo, principalmente en crecimiento económico, desarrollo y abatimiento de la pobreza.

En lo que se ha logrado cierta estabilidad es en la macroeconomía, sin embargo existe el riesgo que crezca la inflación, pero si actualmente la economía registra alguna recuperación se debe a que la economía camina sola, aún cuando el Gobierno no la impulse.

Puede decirse que no hay un programa exitoso del Gobierno Federal que haya resuelto los problemas de fondo, particularmente en el rubro económico, al registrarse en los dos primeros años un muy bajo crecimiento, lo que significa que no se han cumplido las expectativas, lo que no está relacionado con la pandemia.

Lo que sí hay es una serie de proyectos en marcha de grandes inversiones, como el nuevo aeropuerto y el Tren Maya, que no son el cambio que requiere México, lo que es una verdad clara que falta liderazgo en las dependencias, por lo que sigue avanzando la centralización, que es el caso de la Secretaría de Hacienda al dejar de ser un impulsor de proyectos para convertirse en recaudador que fortalezca los programas sociales,

Lo que hace falta es que exista seguridad en la inversión, que las empresas crezcan, se tengan programas de capacitación y se tenga más desarrollo, que los estados reciban lo que les corresponde para que se dé un crecimiento armónico, por lo que Gordillo Mendoza reflexionó que el Gobierno central debe tomar más en serio el tema económico, que asegure un impulso parejo de todos los estados, sin distingos de partidos y libre de filias y fobias.

DE LA QUE ES ESCAPÓ

El ahora ex diputado Mario Armando Valdez Herrera terminó su misión en el Congreso con la misma opacidad que empezó. Días antes de entregar el sillón que casi no ocupó durante los tres años, expresó su inconformidad porque no hubo reprobados en el ciclo lectivo anterior, lo que obliga a hacer un trabajo extra a los profesores para lograr su regularización. Debería darse por bien servicio que alguien no se le ocurrió hacer un recuento de lo que dejó de hacer la LXIV Legislatura, porque seguramente que la mayoría de sus integrantes no es escaparían del lucir las orejas de burro.

ABRAZO SOLIDARIO

La feligresía de la Catedral Basílica ha expresado su pésame al canónigo Casimiro Serna, ante el fallecimiento de su hermano Manuel ocurrido la madrugada del pasado 8 de septiembre. El padre Casimiro ha expresado que agradece al Creador ser de una familia longeva, lo que ha permitido gozar más tiempo de cada uno de sus consanguíneos.