Con la llegada de la Justicia Cívica, el Ayuntamiento de Aguascalientes privilegiará los acuerdos reparatorios, el diálogo entre infractor con la autoridad municipal o con los particulares, se dará una mayor garantía y transparencia en el tema de los derechos humanos hacia la ciudadanía y a los infractores mediante una audiencia oral pública.

Jaime Beltrán Martínez, secretario del Ayuntamiento, comentó que esta semana el Cabildo homologó términos y desaparece Justicia Municipal y se migra a Justicia Cívica, donde los juicios orales mediante las audiencias públicas se grabarán todo el tiempo, estará el policía aprehensor, el infractor y el juez cívico.

Agregó que el policía deberá dar sus argumentaciones de la detención que realizó y el infractor tendrá su derecho a defenderse. Por ser faltas administrativas no es necesario estar acompañado por un abogado, pero si lo desea podrá estar presente, la intención de este modelo es agilizar la justicia cívica.

En el momento que se desahoga la audiencia pública, el juez tendrá a través del sistema el expediente del infractor, si ha cumplido con las sanciones impuestas, si es reincidente, si dio nombres falsos en ocasiones anteriores, y toda esta justicia cívica aprovechará la buena relación con la Fiscalía del Estado, ya que ahí existe una agencia del Ministerio Publico y permitirá para revisar que la persona no tenga pendientes con otras instancias legales.

Este esquema es dinámico y ágil que permitirá darle salida a los asuntos de faltas administrativas, ya que este 2021 acumulan ya 35 mil 060 detenciones y es importante agilizar la impartición de justicia en el Municipio de Aguascalientes.

De acuerdo con experiencias en otros municipios que operan la Justicia Cívica, las audiencias duran entre 8 y 10 minutos, ya que el juez cívico cuenta a la mano con todos los elementos para analizarlos y hasta que llegue el infractor, ya que el sistema se alimenta con todo lo ocurrido desde que el policía lo detiene.

“La sala de Justicia Cívica acondicionada en el C-4 es una réplica de lo conocido como juicios orales, estará videograbada, con derecho de audiencia pública y oral, dando transparencia a la justicia, y de modo gradual se eliminarán las leyendas en torno a Justicia Municipal sobre la no transparencia”, apuntó Jaime Beltrán.

Respecto al servicio comunitario, dijo que será una opción a la que podrán acogerse los infractores, y las opciones serán diversas de acuerdo con la especialidad de las personas y por ende se canalizarán a las áreas municipales para que sea un verdadero apoyo y no se limite a pintar o limpiar camellones o calles.