La elección del magistrado vacante en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, podría convertirse en otro motivo de pugna política en el Palacio Legislativo, pues aunque la convocatoria ha sido abierta y habrá examen de oposición para valorar el perfil de los que respondan, al final será el Ejecutivo el que proponga una terna y los diputados los que definan.

Esto lo manifestó Eric Monroy Sánchez, presidente de uno de los consejos de abogados de Aguascalientes -en donde se ha iniciado una discreta pugna por su representatividad-, y en torno al tema de búsqueda de magistrado local, dijo tener confianza en que se decida por un profesionista, que garantice la procuración de justicia equitativa.

Comentó que donde comenzará realmente el problema es en la designación de la quinteta o tercia que llegará al Congreso, y es que desde hace tiempo Alfonso Román Quiroz ha buscado el espacio y por distintas causas no lo ha logrado, y de manera soterrada se ha divulgado en otros tiempos que pudiera existir un compromiso político para impulsarlo.

Sin embargo, según se observa en la convocatoria emitida el jueves pasado, que si bien está abierta a todo abogado ya sea litigante o miembro del Poder Judicial mayor de 35 años y que cumpla otros requisitos delimitados, también hay un punto en donde se deja la ligera sospecha de que podría incursionar algún político en el cargo, pues es muy poco el tiempo marcado del cargo público ocupado o legislativo, para aspirar a ser magistrado.

Así pues, destacó que si los ocupantes de los dos palacios no meten las manos en este proceso de la judicatura, podría ser presentada una quinteta limpia, entre los que se espera que haya abogados litigantes con experiencia o bien, integrantes del Poder Judicial que ya tengan una carrera en ese ámbito y no sólo ver en las listas a nombres identificados en el ámbito político.