En un inicio eran tres partidos los que se tenían planeados para este jueves por el Thanksgiving que es uno de los días más importantes que tienen los Estados Unidos y que lo conmemoran con futbol americano todo el día. Sin embargo, el coronavirus cambió los planes manteniendo solamente dos encuentros comenzando a las 11:30 de la mañana.
Ese compromiso será entre Detrioit y Houston. Dos equipos que tienen muy lejos la opción de playoffs con un año lleno de derrotas, si alguno quiere tener leves esperanzas de meterse como comodín con un cierre espectacular de calendario tiene que ganar en este duelo. Del lado de los Lions han tenido un año muy irregular, en varios partidos han dejado ir ventajas importantes y la semana pasada fueron blanqueados por Carolina en un resultado que fue sorpresivo por quedarse sin sumar ni un solo punto. Matthew Stafford tiene que mejorar comandando a su ofensiva si quiere seguir siendo el titular por los próximos años y tendrá una oportunidad de oro ante una defensiva como la de los Texans que no tiene grandes nombres más que el de JJ Watt. Por su parte, los Texans han sufrido los cambios que tuvieron para este año, Deshaun Watson se ha cargado al equipo al hombro, prácticamente solo le ha dado chances al equipo de competir. Durante los últimos partidos han mostrado mejoría incluida la victoria ante los Pats del domingo anterior, si ganan podrían soñar con meterse en la pelea por playoffs.
En el segundo partido que será a las 15:30 horas chocarán dos equipos que pelean por la cima de la División Este de la Nacional que ha sido un desastre en este 2020. Los Cowboys reciben a Washington, ambos equipos tienen marca de 3-7 estando en un triple empate en el segundo lugar de la división ya que Philadelphia tiene la punta por medio juego gracias a su empate con Cincinnati. El que gane este partido puede terminar líder al final de la semana, por ello lo vital de sacar el resultado.
Andy Dalton y Alex Smith, dos mariscales de campo con amplia experiencia en la NFL tratarán de mantener a sus equipos con esperanzas de playoffs. Es una de las últimas llamadas para ambos equipos que si no fuera por su división estarían prácticamente eliminados. Deberán aprovechar las bondades del sistema de competencia para meterse en la pelea para jugar en enero que es la fecha importante. La clave será si Chase Young junto con la defensa de Washington pueden meterle presión a la ofensiva de Dallas que mejoró mucho en el partido anterior.