Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los jueces del País no resisten cañonazos y desprecian al pueblo, por lo que el Poder Judicial debe ser moralizado para que no haya corrupción.

«La mayoría, la mayor parte de los integrantes del Poder Judicial, no son gentes caracterizadas por la honestidad. O sea, hablando en plata, no resisten cañonazos, no resisten las tentaciones, o son representantes de grupos de intereses creados.

«No representan al pueblo, desprecian al pueblo, es una vida como artificial en donde el pueblo no cuenta, cuentan todos los intereses menos el interés del pueblo. Entonces, es una burbuja, son los abogados, las relaciones públicas, todo arriba. Si el Poder Judicial estuviese moralizado, entonces no tendríamos nada de qué preocuparnos, pero el Poder Judicial sigue siendo el Poder Judicial de tiempos atrás caracterizado por la corrupción», comentó López Obrador.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal señaló que si la Corte resuelve que no haya prisión preventiva él respetará la decisión, pero al final el pueblo sabrá que fue un juez y no el Presidente el responsable de la liberación de un delincuente.

«Entonces tenemos que cambiar esto y eso es lo que se tiene que procurar. Y si la Corte resuelve de que ya no va a haber esta prisión preventiva y que van a poder salir como entran los delincuentes, yo respeto la decisión. Pero no quiero ser cómplice, no quiero que el día de mañana ustedes me digan ‘oiga y por qué salió de la cárcel este delincuente de cuello blanco’.

«Tendrán que repetir pues no fuimos nosotros, fue el juez, fue el Poder Judicial; en fin, pero ya salió. Y entonces México seguirá siendo el País de la corrupción y la impunidad y eso no queremos que suceda, porque nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes», agregó.