Poco viable resulta el proyecto de traer agua de Juchipila para Aguascalientes ante una posible rebeldía de sus habitantes, quienes podrían rehusarse a otorgarla, tal y como ocurre actualmente en Montemorelos en el estado de Nuevo León, advirtió el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Filemón Medina Silva.
Comentó que si bien Aguascalientes tiene una especie de primacía, dado que ante la Comisión Nacional del Agua hay una cuestión legal que permite traer el vital líquido directamente de Juchipila, sin embargo, hay la preocupación de que pudiera replicarse en nuestro estado, lo que ocurre actualmente en el municipio de Montemorelos, Nuevo León, donde hay una tubería que puede llevar agua hasta Monterrey, pero sus habitantes ya la quemaron y están en un plan de rebeldía, al afirmar que no permitirán que se lleven ni una gota de agua.
Consideró que si esto pasa actualmente dentro de un mismo estado, como es Nuevo León, “imaginemos si nosotros agarramos el proyecto de traer el agua de Juchipila. Invertimos 20 mil millones de pesos en eso y al final que nos digan: No les vamos a dar agua porque ustedes ni son de aquí, ni son de nuestro estado, entonces ese proyecto yo lo vería algo complicado y riesgoso”.
Por lo anterior, dijo que el Colegio de Ingenieros Civiles propone que se resuelva la problemática con los mismos recursos que se tienen en el Estado, por lo que primero se deben corregir todas las fallas que hay en la ciudad de Aguascalientes; segundo, utilizar todas las aguas tratables; tercero, utilizar el agua de las presas Abelardo L. Rodríguez y Plutarco Elías Calles; y también ver con los ejidatarios de Pabellón de Arteaga que utilicen agua tratada. “Creo que con eso seríamos autosuficientes sin depender de otro estado, porque de lo contrario, correríamos un riesgo muy grande”.
Indicó que la factibilidad de este proyecto ya fue platicada con los expertos de la Sociedad Mexicana de Hidráulica capítulo Aguascalientes y sólo están a la espera de sostener una reunión con la gobernadora electa, Tere Jiménez Esquivel, para hacerle el planteamiento. “Creemos nosotros que sí podemos utilizar los mismos recursos del Estado para no comprometernos en un proyecto muy riesgoso como el de Juchipila”.