La presidenta del Consejo Coordinador Empresarial, Irma Patricia Muñoz de León, reconoció que la clase trabajadora no tiene arraigada la cultura sobre el manejo de sus ahorros para el retiro.
Lamentó que haya personas que no han iniciado sus trámites de jubilación por falta de información y otras que ni siquiera conocen a la compañía que maneja sus fondos para el retiro.
Aunque las empresas acompañan a los empleados en su último trabajo, en algunos casos tramitar la pensión puede volverse un problema complejo.
Advirtió que esta situación también crea dificultades para los familiares que resultan beneficiarios de una pensión, cuando un trabajador fallece y el monto debe transferirse a su familia.
Señaló que, actualmente, la esperanza de vida ha aumentado tanto en mujeres como en hombres, debido a una mejor atención médica y una disminución en la explosión demográfica.
Indicó que las mujeres alcanzan una esperanza de vida de 78 años, mientras que los hombres rondan los 75. Esto ejerce una mayor presión sobre las pensiones, considerando que hace varias décadas la esperanza de vida apenas superaba los 60 años.
Muñoz de León destacó que el régimen de pensiones establece criterios como el hecho de que, al momento de reclamar su cuenta de ahorro, la persona debe hacerlo ante el IMSS en un plazo menor a diez años, e incluso debe pagar por este proceso.
La dirigente empresarial señaló que la falta de información requiere mucha más difusión entre los trabajadores, así como la creación de un organismo especializado que oriente al público en condiciones de recibir una pensión.
El desconocimiento está relacionado con el nivel socioeconómico de las personas, por lo que se necesita que las autoridades promuevan acciones de apoyo a la clase trabajadora.