Juanis, por los derechos humanos

Sanjuana Martínez Meléndez, candidata a diputada local del Distrito 12 de la Coalición del PAN y PRD propone trabajar de la mano de la ciudadanía haciendo leyes y promoviendo reformas en beneficio de los derechos humanos, así como en apoyo a las mujeres en su lucha contra la violencia.

La abanderada de la Coalición por Aguascalientes es madre jefa de familia. Egresó como licenciada en Administración de Empresas y actualmente estudia la maestría en Gobierno y Administración Pública por la Universidad Cuauhtémoc.

En sus ratos libres le gusta la caminata y escalar en el cerro de El Picacho para combatir el estrés, además de las manualidades y dibujar a crayola. Se considera como una mujer alegre, sociable y le gusta platicar con la gente, además de ser una persona que está siempre dispuesta a escuchar.

Actualmente es regidora con licencia del Cabildo de Aguascalientes y destacó que al presidir la Comisión de Equidad de Género ha tenido una mesa de diálogo permanente con todas las directoras y secretarias de las dependencias municipales en donde existe la prevención de la violencia de género. “Creo que podemos trabajar en conjunto todas las dependencias para poder ayudar a la ciudadanía y en especial a las mujeres que viven violencia”.

Afirmó que busca ser diputada por el distrito 12 local, toda vez que los habitantes del lado oriente de la ciudad requieren del rescate de los derechos humanos, ya que ahí hay mucha violencia de género hacia las mujeres y en su experiencia “tengo años defendiendo los derechos humanos y más los de las mujeres, niñas, niños y adolescentes y me enfoqué en esto, en esta lucha y en que las mujeres necesitamos ser escuchadas”.

Dijo tener claro que un legislador tiene que ser empático con la ciudadanía, por lo que de llegar a ser electa por la voluntad popular promoverá leyes y reformas en beneficio de los derechos humanos. “Aguascalientes es una ciudad que ocupa mucho el respaldo de leyes y de reformas. Estoy yo cerca de la ciudadanía, de las mujeres y qué mejor ser la voz de muchas y no sólo ocupar un espacio por paridad, sino de verdad por una lealtad hacia las mujeres, hacia los derechos humanos y qué mejor hacerlo desde el Congreso”.