Por Rubén Torres Cruz

Un joven de 22 años de edad se salvó de terminar lesionado luego de que al conducir en estado de ebriedad, terminara impactándose contra objetos fijos. Los hechos tuvieron lugar en la colonia San Pablo.
Alrededor de las 01:30 horas de ayer, Horacio circulaba a bordo de un auto sedán, modelo 2004, color gris con y placas de circulación AAA711B, lo hacía de sentido oriente a poniente sobre la avenida Petróleos Mexicanos, cuando en determinado momento debido a la velocidad inmoderada con la que se desplazaba, perdió el control de su unidad provocando que se subiera a la banqueta del lado izquierdo para estrellarse de manera frontal contra el muro de concreto, simultáneamente, el auto realizó medio giro a su derecha, alcanzando a chocar contra el barandal y causar daños a un transformador de un pozo de agua -propiedad de Conagua-, donde finalmente detuvo su marcha.
Elementos viales fueron los encargados de realizar las diligencias correspondientes. Los daños materiales alcanzan los 80 mil pesos.