La Noticia:

Pasó el esperado primer debate presidencial para las elecciones de noviembre en Estados Unidos y las consecuencias no son buenas para el presidente JoeBiden… (bbc.com).

Comentario:

El presidente JoeBiden se presentó al primer debate frente a su adversario Donald Trump buscando calmar las dudas de quienes lo consideran poco apto, debido a su edad, para repetir en el gobierno. Su desempeño en el debate fue “desastroso” según la mayoría de los medios. Dio señales de que, en verdad, los años están mermando sus facultades mentales. ¿Puede ser sustituido como candidato? ¿Qué ocurriría si se mantiene en la carrera presidencial?

No sólo en el debate, sino en otras ocasiones frente al público, se ha visto a un JoeBiden errático, olvidadizo, con la mirada perdida. Aunque ha recibido ayuda, por ejemplo, GiorgiaMeloni en Italia fue por él para disimular que Biden se había dirigido a la persona equivocada, es inevitable que en esta época de videos accesibles la gente haya percibido su falta de vigor mental.

Biden culpó a dos viajes a Europa que realizó antes del debate de su mal desempeño, pero pocos se lo creen. Si viajara, como la mayoría de nosotros los ciudadanos normales, se entendería. Poco espacio para estirar las piernas, dificultad de acceder al pasillo del avión, sanitarios reducidos e incómodos… Pero él viaja en el Air ForceOne, donde, si las películas son ciertas, cuenta con habitación, cama, sillones, lugar de trabajo, etc. Suficientes comodidades como para relajarse y prepararse para su debate. No. Lo que se vio en el debate fue un anciano listo para el retiro. Tal vez bien ganado, pero retiro al fin.

¿Puede ser reemplazado como ya muchas voces lo están pidiendo? No, a menos que él renuncie. Tiene a los suficientes delegados obtenidos en las elecciones primarias como para ser nombrado el candidato oficial de los demócratas en agosto. Los delegados no lo van a traicionar. Lo que puede hacer el partido es presionarlo a él para que tire la toalla. La prensa ya inició, como lo demostró un editorial del New York Times. Tal vez los gobernadores demócratas lo intenten. Su familia se mantiene firme en que compita. Habrá que ver si la presión le hace mella.

Entre los nombres que se mencionan como potenciales reemplazos de Biden están, por supuesto, la vicepresidenta actual Kamala Harris. Es sustituto natural, aunque no tiene una popularidad muy fuerte entre la ciudadanía. De todos modos, sí podría ganarle a Trump. Otro nombre es el del gobernador de California, estado típicamente demócrata, GavinNewsom. Sería un buen candidato, aunque antes ha manifestado que es leal a Biden, por lo que no está claro que desee competir para sustituirlo.

Si Biden no renuncia y se presenta contra Donald Trump, el pronóstico es nada alentador. A partir del debate, Trump le sacó ventaja de dos puntos en encuestas nacionales y en encuestas en los estados clave. Trump, feliz por un fallo a su favor en la Suprema Corte, se convertiría en presidente por segunda ocasión. ¡Lástima para el mundo y México en particular! Ojalá que Biden escuche la voz de la razón y renuncie a la candidatura.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas Pan American.

Correo: salonsomendez@gmail.com