Frente a la decepción de nuestros gobernantes, en los últimos días he decidido abordar a profundidad la contienda presidencial del partido demócrata en nuestro país vecino de los Estados Unidos de Norteamérica, siendo así que hace menos de quince días realicé un resumen del estado que guarda la competición y el progreso que llevaba el senador Bernie Sanders; sin embargo, uno de los aspectos más fascinantes del proceso electoral norteamericano es la facilidad con la que las preferencias pueden cambiar, siendo en este caso importante hacer mención del progreso que Joe Biden ha demostrado en los últimos días.
El pasado martes, se celebraron varias jornadas previas en algunos Estados de la Unión Americana, siendo así que Joe Biden se consolidó como el gran triunfador de Michigan que reparte más de un centenar de delegados frente a la gran convención, aunado a los triunfos de Idaho, Missouri y Mississippi. Basta recordar que, para lograr la candidatura demócrata, el candidato ganador requiere llegar a los mil novecientos noventa y un delegados, que al día de hoy el conteo arroja números a la cabeza para Joe Biden con un poco más de 800 delegados, mientras que el senador Sanders supera los 650 delegados.
La última jornada electoral permitió que Michigan entregará 125 delegados; Mississippi 36 delegados; Missouri, 68 delegados; Washington, 89 delegados; Idaho, 20 delegados y 14 delegados por parte de Dakota del Norte. Siendo así que la propia numeralia se ha encargado de preparar el terreno para un enfrentamiento final entre Joe Biden y Bernie Sanders ya que en los últimos días Michael Bloomberg y Elizabeth Warren decidieron abandonar la contienda.
Biden tiene más de 70 años y proviene de una familia humilde, siendo además que durante varios años ha intentado colocarse como perfil estelar en las elecciones demócratas; sin embargo, esto no ha sido posible ya que algunas tragedias familiares lo han alejado de las contiendas, siendo que hasta la administración de Obama tuvo la oportunidad de convertirse en vicepresidente de los Estados Unidos de Norteamérica, en la que logró el apoyo del grueso de la clase trabajadora y de quien ahora espera recibir el mayor apoyo, ya que una de sus principales consignas presidencial es rescatar la industria automotriz.
La próxima fecha de elecciones primarias será el 17 de marzo, en la que los Estados de Arizona, Florida, Illinois y Ohio decidirán a quiénes otorgan sus delegados, esperando que ahí podramos ya conocer al gran triunfador de este fascinante proceso y quien enfrentará a los republicanos con la maquinaria gubernamental del Presidente Trump. Agradezco el favor de su lectura y les deseo un muy feliz fin de semana.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com
Twitter: @davidrrr