Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

La demócrata es la primera mujer negra nominada para un ‘ticket’ presidencial por uno de los grandes partidos y, de ganar en noviembre, se convertiría en la primera mujer en ocupar el cargo… (elpais.com).

Comentario:

Ya había dicho Joe Biden que elegiría a una mujer. Que además sea hija de madre hindú y padre jamaiquino, la convierten en una mujer perteneciente a las minorías y, sin duda, esto da empuje a la fórmula. Que Donald Trump haya salido en el Twitter a criticarla, sólo le aumenta méritos.

Para empezar, ¿quién es Kamala Harris? Se desempeñaba como senadora por el estado de California, un estado tradicionalmente demócrata, por lo que, en ese sentido, no aportará a la campaña de Biden. Antes fue fiscal general de su estado, lo que le ha valido ser reconocida en algunos círculos como dura y como policía (cop). Tiene tablas para presentarse ante un juez y exponer argumentos acusatorios. De hecho, el propio Biden se sintió acorralado por Harris en uno de los debates de las primarias.

Harris fue precandidata demócrata a la presidencia y tuvo su momento estelar cuando precisamente atacó a Biden, pero luego perdió momento, las encuestas no la favorecieron y cuando sólo tenía un 3.4% de las preferencias, decidió retirarse en diciembre 2019. En marzo del 2020 se sumó a la campaña de Biden.

“Tengo el gran honor de anunciar que he escogido a Kamala Harris, una valiente luchadora que ha defendido a los pequeños, y una de las servidoras públicas más excelentes del país, como mi compañera de candidatura”, dijo Biden al hacer el anuncio.

Harris tiene la ventaja, además, que no se identifica con segmento ideológico alguno, así que tanto izquierda como centro la aceptan al igual que moderados o radicales. Biden es conocido como moderado, aunque sin duda deben entenderse bien. El finado hijo de Biden fungió como fiscal general de Delaware, así que eso aumenta la cercanía con la senadora.

Harris, al ser identificada como de la minoría negra, aunque estrictamente hablando no sea afroamericana, atraerá las simpatías de un segmento muy descontento desde la muerte de George Floyd y las manifestaciones a lo largo de Estados Unidos. Siendo de ascendencia asiática, también atraerá a este segmento e igualmente al caribeño.

Donde no generó beneplácito el anuncio fue en la competencia. Trump de inmediato subió un video a Twitter donde se expresa: “Los votantes rechazaron a Harris, inteligentemente vieron a una falsa. Pero Joe Biden no. Él no es tan listo.” Con lo que queda claro cuál será la estrategia frente a la pareja líder en las encuestas: La salud mental de Biden y la falsedad de Harris al abrazar la izquierda sin declararlo abiertamente, según Trump. Seguramente la elección de Harris complementa las posibilidades de Biden, así que no dudemos que esta mujer, como sucesora de Biden, sea candidata presidencial dentro de cuatro años.

 

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com