Staff / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  .-Pocas personas le dicen que no a Instagram, una de las redes sociales más poderosas del mundo, una de ellas es Roger Waters.

El mítico músico de Pink Floyd aseguró que mandó muy lejos a la compañía cuando le solicitaron permiso para utilizar “Another Brick in the Wall, Part 2” para una campaña publicitaria.

“(El uso era) para una película que promocionaría Instagram. Es una carta de Mark Zuckerberg para mí. Me llegó esta mañana, con el ofrecimiento de una enorme, enorme cantidad de dinero. Y la respuesta es: ‘jódete’. De ninguna jodida manera.

“Sólo lo menciono porque es su insidioso movimiento de tomar control de absolutamente todo. Así que aquellos que tenemos algo de poder, y yo tengo un poco, al menos sobre la publicación de mis canciones, no seré parte de esta tontería de Zuckerberg”, dijo el compositor británico.

Waters hizo el comentario durante un evento a favor de Julian Assange, el fundador de Wikileaks.

Consultado por Entertainment Weekly, un vocero de Facebook, propietario de Instagram, señaló que el gigante digital respeta las decisiones de los creativos de hacer o no alianza con ellos.

“Querían usar la canción para hacer de Facebook e Instagram algo más grande y poderoso de lo que ya son, para seguir censurando a todos”, criticó Waters.

“Another Brick in the Wall, Part 2”, un tema de protesta, formó parte de The Wall, el icónico álbum de Pink Floyd de 1979.

Waters atacó de manera directa a Zuckerberg, creador de Facebook, que inició su andadura digital con una plataforma para calificar las fotos de los estudiantes de su universidad.

“¿Cómo este pequeño cabrón, que comenzó diciendo: ‘Ella está bonita, le pondré 4 sobre 5, y ella fea, le daré un 1’, cómo diablos obtuvo poder?”