El año pasado, cuando me tocó viajar a España por trabajo y turismo, viví dos detalles relacionados con el marketing digital. No «descubrí el fuego» como dicen por ahí, porque como mercadólogo ya conocía ese dato y lo aplico todos los días con los clientes de mi agencia, pero son dos vivencias que te pueden interesar, y más si ofreces tu marca fuera de tu ciudad de residencia.

Cuando me encontraba en A Coruña, al norte de dicho país, entré a YouTube para consultar un parque emblemático, para ver si valía la pena visitarlo y qué recomendaciones había de otros trotamundos. No tardó mucho la plataforma en presentarme el anuncio de una pizzería, cabe mencionar que el mismo no provenía ni estaba enfocado en México, sino en Galicia y su población, y por consiguiente, la voz era de un gallego.

Días después, durante mi estancia en Madrid, mientras esperaba a un amigo de mi infancia, hice el experimento de entrar a Google y buscar «agencias de marketing». Tenía curiosidad de ver qué salía y puse a prueba mis conocimientos. Por supuesto que no apareció «Molonet», sino aquellas que estaban cerca de mi ubicación en ese entonces.

Mientras mucha gente ve esto como actos de espionaje, en publicidad se le conoce como «geomarketing», y funciona porque las redes sociales, motores de búsqueda y otras plataformas afines permiten que el contenido de una marca llegue a una zona específica, sin importar si la gente nació ahí, vive fuera o sólo está de visita, a cambio de una cantidad monetaria o de manera orgánica, cada sistema es diferente.

Justo por situaciones como éstas, resulta absurdo invertir en Ads cuando ni siquiera sabes a quiénes quieres vender. Puedo dar por hecho que te quieres enfocar en Aguascalientes, pero si eres de la gente que dice «quiero venderle a todo el mundo», puede que no te contradiga, pero sí te sugeriría unas cuantas acciones previas para darnos a conocer fuera de México o del país desde donde me estás leyendo, empezando por una investigación de mercados.

Si este tema te ocasiona desconfianza o miedo, sólo puedo decirte que el geomarketing se lleva a cabo por los algoritmos de las plataformas, automatizados para que tu navegación sea más fluida y eficiente. Cabe recalcar que el tema de privacidad ya es algo que se puede controlar, ya hay dispositivos que son transparentes y te avisan si deseas compartir algún dato o permanecer fuera de la lupa.

Y aprovecho, como cierre, para mandar un saludo a mi familia española que lee mis textos desde el portal web de El Heraldo. Mi abuela y yo recordamos el pasado 8 de mayo, fecha en que se cumplieron trece años de la «no llegada» de la famosa tía Tere (†).

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx

LinkedIn: Hugo Morales Lozano