Por FRANCISCO VARGAS M.

Los matadores de toros, el peruano Joaquín Galdós y el aguascalentense Luis David Adame, cortaron una oreja respectivamente, en lo que fue la undécima corrida de la Gira de Reconstrucción; celebrada en la Plaza española de Montoro, Córdoba.
Ante un tercio de entrada, se jugaron toros de la ganadería de Alcurrucén, bien presentados pero de comportamiento desigual.

JOAQUÍN GALDÓS (Canela y Oro con Cabos Negros)
Con su primero, realizó una faena de buen contenido artístico por ambos lados, logrando pases templados y con profundidad; rubricando de certera y efectiva estocada para ser premiado con una oreja.
En su segundo que fue reservón y complicado, el diestro peruano a base de paciencia y de no aburrirse en la cara del astado, logró una faena interesante sacando meritorios pases por ambos perfiles. Pinchazo y estocada escuchando merecida ovación.

LUIS DAVID ADAME (Azul Pavo y Oro)
En el primero de su lote que presentó ciertas complicaciones, cuajó una faena entendida y de firmeza trazando pases en redondo por el derecho que tuvieron calado en los tendidos, abrochando con ajustadas manoletinas. En la suerte suprema dejó una estocada que surtió efectos para cortar una oreja, teniendo petición de la segunda que no le fue concedida.
Con su segundo un toro de embestidas complicadas y peligrosas que llevó siempre la cara a media altura, estuvo empeñoso y con enorme voluntad, logrando pases meritorios que el respetable le reconoció con fuerte ovación una vez que lo pasaportó de pinchazo y estocada.