El presidente municipal de Jesús María, José Antonio Arámbula López, rindió su Primer Informe de Gobierno ante el Cabildo y representantes de los Poderes Legislativo y Ejecutivo Estatal y ante la ciudadanía de manera virtual.

En su mensaje, donde enumeró los logros de los cuatro ejes establecidos en su Plan de Desarrollo Municipal, el primer edil enfatizó que durante este año se ha puesto a prueba la capacidad de su equipo para responder de manera puntual a la situación de la pandemia que afectó al estado y a dicho municipio en lo particular, con acciones estratégicas que ayudaron a la población, mediante la implementación de medidas sanitarias para prevenir el contagio del coronavirus, tales como, suspensión de actividades masivas, cierre de parques y espacios públicos, emisión oportuna de información y recomendaciones a establecimientos comerciales.

En el eje de Desarrollo Humano y Social, el alcalde destacó los acuerdos y convenios con Universidad Cuauhtémoc y el Instituto Universitario UCAP para abrir la oferta educativa, así como la apertura de la Universidad de la Ciudad de Jesús María, gracias al apoyo de la Universidad de la Ciudad de Aguascalientes. Para reducir las desigualdades, se otorgaron apoyos directos a más de 1,600 personas para alimentación, gastos funerarios, educativos y atención a la salud por más de 1 millón de pesos.

En lo referente a la Gestión Pública Efectiva, resaltó que pese a la contingencia se reportó un incremento de 3.40% en los ingresos municipales propios, y con responsabilidad se decidió no endeudar al municipio ante la incertidumbre por la pandemia, por lo que gracias a una administración adecuada adquirieron maquinaria y equipo necesarios para el servicio. En el eje Medio Ambiente y Sustentabilidad, dijo que en este primer año de gobierno se iniciaron obras para la reposición de dos pozos y para alentar la regularización de la posesión de tierra, está en marcha el programa para terrenos menores a 5 mil metros.

Finalmente, enfatizó que de cara al futuro, su Gobierno tiene proyectos de alto impacto y beneficio social a favor de la población, tales como la recarga de los mantos acuíferos; la generación de energía eléctrica y biogás con residuos orgánicos; un Centro Hospitalario para no derechohabientes de Jesús María, entre otros. “Nos visualizamos como un municipio sostenible, donde equilibremos los ámbitos económico, social y ambiental para ser modelo de buenas prácticas, como detonante de crecimiento de una de las zonas metropolitanas más importantes del país y seguro lo podremos lograr”.