Por momentos los lobos se convirtieron en gatos con tantas vidas que tuvieron ayer en la vuelta de los octavos de final en la Europa League, y es que Rui Patricio fue una de las figuras para que el Wolverhampton se mantuviera con vida en la competencia europea ante un Olympiacos que puso contra las cuerdas al conjunto inglés que no tuvo su mejor partido, principalmente por el cansancio que aqueja el equipo por lo apretado del calendario desde la vuelta del futbol.
El inicio fue alentador para los Wolves que apenas a los segundos de partido tuvieron la primera oportunidad con Raúl Jiménez sacando una volea potente desde afuera del área que se fue apenas por un lado. Solo unos minutos después llegó la gran oportunidad del juego para los ingleses luego de que el arquero francés Bobby Allain controlará mal una pelota dentro del área para que Daniel Podence le ganara la posesión del balón, el arquero arrolló al delantero portugués en un claro penal en favor de los locales.
Como no podía ser de otra manera, Raúl Jiménez tomó la pelota y desde los once pasos era casi garantía la anotación, el mexicano lo cobró con su característico estilo esperando el movimiento del arquero para definir al palo contrario adelantando a los de casa. Jiménez llegó a 27 goles en la campaña en todas las competencias y ha participado directamente en 37 goles con el equipo, teniendo números impresionantes.
El gol le hizo daño a los Wolves que vieron cómo el equipo griego reaccionaba metiéndolos en su propio arco durante casi todo el partido. Tsimikas tuvo la primera con una volea de zurda, pero Rui Patricio atajó con un gran lance, al 27’ en una jugada polémica y milimétrica se anuló un gol por fuera de lugar al Olympiacos. En el complemento los griegos estuvieron apunto de empatar el juego con varias llegadas que fueron salvadas por la zaga licántropa, la más clara fue al 80’ cuando Ahmed Mahgoub se levantó solo dentro del área metiendo cabezazo picado que Rui Patricio salvó con reflejos felinos.
Al final, el Wolverhampton ganó 1-0 el partido para quedarse con la llave con global de 2-1 accediendo a los cuartos de final, en donde ya será a partido directo jugando en sede neutral que será en Alemania. Su rival será el Sevilla, un gigante de esta competencia que venció por 2-0 a la Roma para acceder a esta fase y que sin duda es favorito sobre el equipo inglés. El choque será el próximo martes en punto de las 14:00 horas.