Por FRANCISCO VARGAS M.

A horas de hacer su debut en nuestro país, mismo que aconteció este sábado 3 de abril en la Plaza Monumental de Zacatecas, el matador de toros malagueño Saúl Jiménez Fortes realizó labores de tienta en la ganadería aguascalentense de Campo Grande, divisa color morado, oro y rojo, enclavada en el municipio de San Francisco de los Romo.
A invitación de los ganaderos Juan Gilberto Castorena Hernández y sus hijos Gilberto y Rodrigo, el diestro atendió con gran gusto a la misma, acompañado de los matadores de toros: el aquicalidense Antonio Urrutia (quien hoy, domingo 4 de abril, reaparece en los ruedos, precisamente en el coso zacatecano de cantera rosa), del toledano, y también destacado subalterno de a pie, José Antonio Carretero, del novillero Ángel García, así como de los destacados mozos de espadas y hermanos José Luis y Juan Carlos Ornelas.
La tienta inició con la acostumbrada foto para el recuerdo de los ganaderos con los toreros participantes, viniendo enseguida palabras de bienvenida y oración a cargo de la gentil señora María Estela Perales Durán de Castorena, quien expresó un mensaje lleno de espiritualidad, propio para estos días de Semana Santa.
Sin duda, bien le vino a Jiménez Fortes su participación en esta interesante tienta, ya que la nobleza y bravura de las vacas examinadas le permitió, al diestro malagueño, pulsar y sentir la calidad de la embestida del ganado mexicano, que se caracteriza por el temple, ritmo y fijeza, por lo que pudo expresar su toreo de gran trazo y profundidad, recreándose en cada lance y pase ante las vacas probadas, como también con el toro que pasaportó.
Por su parte, a Antonio Urrutia, al igual, le sirvió esta labor de campo a escazas horas de enfundarse nuevamente en el terno de luces, ya que pudo soltarse y también interpretar su toreo de gran técnica y solidez taurina.
Para poner la cereza al pastel, el matador y destacado subalterno José Antonio Carretero confirmó aquello que reza “El que tuvo, retuvo”, al gustarse toreando tanto de capa como muleta, logrando pases de pinturería caminándole a la vaca con torería y sin prisas; participando en la tres, en cada vaca, el novillero Ángel García.
Para finalizar, satisfechos toreros y ganaderos por los positivos resultados arrojados, los gentiles anfitriones ofrecieron una rica comida que degustaron todos los participantes en esta tienta, como también invitados especiales y amigos, entre ellos Carlos Gómez, los contadores públicos Alfredo Gutiérrez Aguilar y Alfredo de la Cruz Gutiérrez, Bernardo Gómez, Luis Ramírez y José Luis Serna. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)