DCIM100MEDIADJI_0861.JPG

No está funcionando el actual modelo educativo por televisión, ya que muchos de los programas tienen contenidos pobres y en algunos casos no corresponden a los niveles de los estudiantes de educación básica, así lo estableció Gwendolyne Negrete Sánchez, presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia.

La activista social señaló que a una semana del arranque del ciclo escolar por televisión, para las madres jefas de familia ha sido muy difícil seguir el ritmo de dichos programas, toda vez que no hay una explicación clara de los contenidos, lo que provoca que los niños se confundan y estén preguntando a las mamás.

Asimismo, lamentó que en la mayoría de los casos, los docentes de las escuelas primarias están ausentes, al menos aquí en Aguascalientes toda vez que no hay una retroalimentación en torno a los temas que se tratan en los programas educativos de la televisión. “La tele no nos está ayudando en nada, entonces lo poco o lo mucho que van sabiendo los niños es por los hermanos y hermanas mayores quienes fungen como tutores al tratar de explicar a los más chicos y es como se ha venido medio haciendo algo porque de otro modo, el ciclo escolar estará totalmente perdido”.

Ante ello, dijo que para las madres jefas de familia esto ha significado un triple rol, toda vez que luego de salir de trabajar y dedicarse a las tareas del hogar, ahora tienen que fungir como maestras, para lo cual ellas no estudiaron ni están capacitadas. Por lo que, ante esta circunstancia, lo mejor sería que la autoridad educativa viera la manera de que los niños regresaran a las aulas, tomando las medidas sanitarias, ya sea medio grupo en lunes y miércoles y la otra mitad los martes y jueves y los viernes que sea dedicado para hacer las tareas y de esta manera los estudiantes estén más atentos en clases y puedan resolver dudas y avanzar un poquito más, de lo nulo que están avanzando vía televisión.

“Con el actual modelo educativo por televisión vemos que se tendrá una generación escolarmente perdida totalmente, con niños y niñas que no aprendieron absolutamente nada, que se van a cansar pronto de un programa educativo que no está cumpliendo con las expectativas que ellos necesitan y que van a terminar por cambiarle de canal porque el que les presentan es bobo y tedioso”, concluyó.