Pega fuerte el alza de la inflación a las familias con jefatura femenina, quienes durante enero pasado compraron hasta un 45% menos de lo que anteriormente adquirían con su ingreso, refirió la presidenta de la Asociación de Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez.
La activista relató que enero fue un mes bastante complicado y febrero sigue con la misma tendencia, dado que las mamás se quejaron por el alza en los precios sobre todo en los productos de la canasta básica, lo que puso en jaque a todas las familias.
Destacó que ello se vio reflejado de manera alarmante porque muchísimas madres dejaron de comprar muchos productos que antes sí podían adquirir o incluir en su alimentación y hoy por hoy les está siendo muy complicado. “La verdad sí está impactando de una manera fuertemente en todos los hogares, pero especialmente en los que se conforman con jefatura femenina porque es un solo ingreso el que entra para 4 o 5 miembros de la familia y eso es lo complicado, porque son sueldos, sobre todo las que no tienen un empleo fijo o formal, de 200, 250 o máximo 300 pesos por día y los gastos superan esa entrada”.
Estableció que muchas jefas de familia refieren que en la actualidad sólo pueden comprar de un 40 a un 45% menos de lo que antes adquirían, ya que si antes compraban un kilo de arroz, hoy las mamás sólo pueden comprar medio kilo y a completarlo con lo que se pueda, según dicen.
Refirió que derivado de esta situación, muchas familias, sobre todo las que viven en las comunidades, tuvieron que regresar al uso de cualquier otra alternativa combustible, como la leña o el carbón, lo cual también afecta a su salud, porque están respirando esos humos dentro de los hogares.