El pasado martes la selección de Arabia Saudita dio la gran sorpresa del torneo al derrotar a Argentina en la primera fecha del Mundial de Qatar 2022; sin embargo, la escuadra de Japón no se quiso quedar atrás y superó a la siempre poderosa Alemania por un resultado de 2-1.
En los primeros minutos el cuadro nipón había movido las redes del estadio Jalifa, pero el gol se tuvo que anular por un fuera de juego, así que el marcador cambió oficialmente hasta el minuto 33 cuando Ilkay Gundogan anotó desde los once pasos un penal que él mismo había generado.
Para los últimos minutos del partido, la escuadra alemana volvió a marcar un tanto a cargo de Havertz, pero este gol también tuvo que ser anulado por fuera de juego.
En la segunda mitad se tuvo un duelo de porteros en ambos arcos ya que los dos equipos generaron varias jugadas de peligro que fueron bien intervenidas por los guardametas; a pesar de que Alemania siempre fue candidata para ganar este encuentro, la realidad es que Japón generó mucho peligro y nunca se dieron por vencidos.
La recompensa de los asiáticos llegó hasta el minuto 75 cuando Minamino disparó de manera potente al arco y Manuel Neuer alcanzó a detener el balón; no obstante, el esférico quedó muerto en el área y Ritsu Doan logró rescatarlo y rematar a puerta para empatar el marcador 1-1.
Ocho minutos más tarde, Takuma Asano recibió un pase largo por la banda derecha y a base de velocidad y fuerza logró llegar hasta la línea de fondo ante una floja marca por parte de Schlotterbeck, finalizando con un remate bastante esquinado que no pudo atajar Manuel Neuer.
Una vez finalizado el encuentro, los jugadores de Japón celebraron en todo lo alto esta histórica victoria ante una de las mejores selecciones del mundo como lo es Alemania, dejando en claro que este Mundial de Qatar tendrá muchas sorpresas.