En Aguascalientes lo que menos hay es lucha contra la corrupción, muestra de ello es el pobre resultado que ha brindado la Fiscalía Especializada en el área, que salvo los asuntos políticos, no ha sacado a relucir el trabajo realizado ni antes, ni ahora en medio de la pandemia y otro botón claro es el “sospechosismo” con el que se dio la reelección anticipada en la presidencia del Instituto de Transparencia.
Esto lo expuso el presidente del Consejo de Abogados de Aguascalientes, Eric Monroy Sánchez, quien resaltó que llama la atención el hecho de anticipar los tiempos para reelegir al presidente del ITEA, sin que haya terminado su periodo todavía.
La cuestión en este tema, es por qué no esperar a la integración del nuevo comisionado para la elección, pues aún y cuando llegue un elemento no afín a los dos que permanecen, lo que tal vez suceda, el control de este Instituto lo sigue teniendo la comisionada Brenda Ileana Macías, que es quien ha mostrado esa posición.
En temas de transparencia y anticorrupción se tiene que hablar claro para acabar con las sospechas de que algo pudiera estar haciéndose de manera inadecuada y lo ocurrido en el ITEA deja mucho a la imaginación.
Se trata de un proceso que “viene a revolotear el avispero nuevamente, y la elección del nuevo Comisionado, que será elegido por la nueva mayoría y dueña del Congreso y de las designaciones, precipitó la reelección”.
Es de llamar la atención, aseveró el ex presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, que tres de los cinco comisionados del comité que hace un par de años encabezó, “hayan despertado de su letargo y se manifiesten ahora públicamente sobre el tema, develando la ruptura que existe entre ambos órganos, en donde cada quien ha jalado para sus propios intereses”.
Monroy Sánchez, aseveró que “pedir transparencia al Instituto de Transparencia en el Estado es absurdo y solo empieza a crecer la leyenda urbana contada por ex servidores públicos de esa institución que recibían órdenes de cómo evaluar y calificar a ciertos organismos e instituciones con el fin de maquillar el informe de cumplimiento de sus obligaciones”.