La Noticia:

La primera ministra italiana Giorgia Meloni y su contraparte albanés Edi Rama dijeron que dos centros para migrantes serán construidos en dos pueblos de Albania… (bbc.com).

Comentario:

La idea de Giorgia Meloni no es original puesto que ya Donald Trump la había implementado con los migrantes que llegaban a suelo de Estados Unidos, a quienes enviaba a México a esperar el trámite de su solicitud de asilo. Tanto México como Albania aceptaron el trato. México para llevarla bien con el polémico Trump y Albania, se dice, por agradecimiento de que Italia recibió a muchos albaneses en los 90s. ¿Qué dicen los albaneses? ¿Por qué Albania y no otro país?

Recordemos que Giorgia Meloni está cargada a la derecha y se entiende que esté imitando una movida que usó Trump. Además de que en su campaña utilizó el rechazo a los migrantes como lema. Italia, al igual que Grecia, es un destino común de los migrantes africanos. En este año Italia ha recibido alrededor de 145,000 migrantes, principalmente de Guinea, Costa de Marfil y Túnez. Antes de las elecciones Meloni sugirió un bloqueo naval para rechazar los botes llenos de migrantes. Ya electa Meloni no lo implementó porque los defensores de derechos humanos se la hubieran acabado. Pero busca reducir el problema migrante.

De ahí el trato con Albania. Generar dos centros de atención al migrante en ese país, que en otras palabras se podrían entender como centros de detención o prisiones, y que ahí esperen el trámite de su solicitud de asilo. Al parecer niños y mujeres embarazadas estarían exentos de ser enviados ahí. Aun así suena a estrategia para disminuir el número de migrantes en el país.

Albania no es parte de la Unión Europea y es una de las razones por las cuales Meloni seleccionó a ese país. Las reglas de la UE, en cuanto a migrantes es que éstos se queden a esperar en el lugar al que llegaron la respuesta a la solicitud de asilo. Usar a otro país de la UE no sería posible. Los migrantes aceptados son repartidos por cuotas en los países europeos. Los rechazados son enviados de regreso a sus países de origen. Meloni realmente está solucionando el problema.

¿Los albaneses están de acuerdo? Los habitantes de los dos pueblos donde se construirían los centros rechazan la idea. Dicen que el turismo disminuiría, si no es que se acabaría. El primer ministro de Albania no parece haberle preguntado a la gente.

Los centros tendrían capacidad para 3,000 personas y los administraría Italia. Eso conlleva el problema de que los jueces que determinarían la validez de la solicitud de asilo serían italianos y tendrían que escuchar a los migrantes detenidos en Albania. La soberanía albanesa estaría en riesgo.

Los migrantes arriesgan la vida en la búsqueda de mejores condiciones de vida. Tocaría a los países ricos tratarlos con consideración y no como prisioneros.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com