Tras los operativos de verificación a las tortillerías y molinos en Aguascalientes, la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA suspendió a cuatro establecimientos al detectar la presencia de fauna nociva, motivo por el cual aseguraron alimentos como salsas, quesos y frijoles, por una inadecuada conservación y falta de las etiquetas de identificación.
A lo largo del año, el director del área, Octavio Jiménez Macías, informó que se han realizado 70 visitas de verificación a molinos y tortillerías que operan en el estado de Aguascalientes, además de que se hicieron 14 diligencias a tiendas de autoservicio que elaboran y venden tortillas.
El funcionario del Instituto de Servicios de Salud del Estado precisó que derivado de estas visitas, se concluyó que los negocios dedicados a este giro cumplen en promedio un 77.9% de las buenas prácticas sanitarias de manufactura.
Por lo anterior, el director de Regulación Sanitaria del ISSEA invitó a la población en general a no consumir productos sin etiquetas de identificación o que estén expuestos a temperatura ambiente, ya que ello supone un alto riesgo de padecer enfermedades intestinales.
Finalmente, Jiménez Macías aseguró que continuarán los operativos de verificación a tortillerías, pues este producto forma parte de la canasta básica y sin duda es un alimento protagónico en la dieta de los mexicanos.