Claudio Magallanes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Una fiesta infantil terminó en un abuso policiaco, en donde al menos 12 niños fueron gaseados y 8 adultos detenidos, anoche en San Nicolás.

Además de los menores gaseados, los policías municipales destrozaron una vivienda y presuntamente lanzaron balas de salva.

De acuerdo con denuncias realizada por María Esther González, el abuso policiaco fue cometido a las 23:00 horas en el domicilio de la calle Atenas 1304, en el segundo sector de la Colonia El Refugio.

González dijo que realizaban un festejo infantil por el cumpleaños de su nieta Dayana, de 4 años.

La mujer señaló que ellos pidieron la Policía cuando uno de sus yernos molestaba a su hija.

Al arribar los policías, éstos pensaron que se trataba de una riña campal y entraron por la fuerza al domicilio.

«Nosotros les gritábamos que había niños, que era una fiesta, pero ellos decían que era una riña.

«Aventaron gas y son como 12 niños que se intoxicaron», dijo la mujer.

Esta mañana, la afectada mostraba los daños que causaron los uniformados al ingresar violentamente a su casa.

En el lugar quedaron muebles destrozados, puertas dañadas y hasta impactos de al parecer armas de salva.

Desde anoche, a través de redes sociales, habitantes de esta colonia publicaban videos en donde se aprecia la forma violenta en la que ingresaron los uniformados.

Vecinos de la familia afectada aseguraron que incluso policías decomisaron los celulares con los que grababan los incidentes.

Esta mañana, los vecinos se mostraban sorprendidos de los daños causados por más de 15 policías.

La Secretaria de Seguridad Publica Municipal, hasta las 08:30 horas, no había emitido ningún comunicado de estos hechos.

Según trascendió, en el lugar fueron detenidos ocho adultos que trataron de impedir el ingreso de los policías a este domicilio.

Como evidencia del abuso policiaco, la festejada de 4 años terminó con el rostro hinchado a causa del efecto del gas lanzado por los policías.