Héctor Castro 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Cuando el padre Ricardo López Terrones oficiaba ayer la misa de las 8:30 horas en la Iglesia San Juan Bautista, en San Nicolás, un hombre irrumpió en el templo y lo intentó extorsionar haciéndose pasar como miembro de un grupo de la delincuencia organizada.

Aunque la iglesia ubicada en la Colonia Futuro Nogalar se encontraba sola por la contingencia del Covid-19, cientos de fieles atestiguaron el hecho en vivo, pues la misa era transmitida por Facebook.

Los seguidores pudieron ver por internet cómo el cura enfrentó al presunto delincuente, que finalmente se retiró sin lograr su cometido.

Cuando la misa estaba cerca de terminar, el hombre ingresó a la iglesia con un radio de frecuencia, y comenzó a amenazar al sacerdote y a la persona que lo apoyaba con la cámara de video.

El presunto delincuente le aseguró al cura que era miembro de Los Zetas y que tenía 15 “estacas” -vigilantes de la delincuencia- esperándolo afuera del templo.

En la grabación se observa cómo el sacerdote concluyó la celebración eucarística, se despidió de los fieles y enseguida pidió que no se cortara la transmisión.

“Mire, amigo, lo están viendo aquí más de mil personas”, le dijo el cura al hombre y volteó la cámara hacia él para que apareciera a cuadro.

“Así que le pedimos de favor que salga de aquí de la iglesia, porque en este momento más de 100 personas están llamando a la Policía, tenga mucho cuidado”.

Tras esto, el hombre volvió a lanzar amenazas que no se escuchan en el video, pero desistió y salió de la iglesia.

En el circuito de video del templo quedó grabado que el agresor llegó en un taxi; cuando salió del recinto usó un puente peatonal para cruzar la Avenida Nogalar y ahí tomar de nuevo un taxi, sin comprobarse que fuera el mismo que lo llevó.

Minutos después del incidente, a la iglesia llegaron agentes de la Policía Ministerial, quienes registraron el hecho como intento de robo.

Al mediodía, el sacerdote publicó otro video para explicar a los feligreses lo sucedido y les pidió que se cuidaran.