El 15% de las llamadas recibidas por la Coordinación Municipal de Protección Civil en Aguascalientes son falsas, representando un problema persistente que consume recursos valiosos y podría comprometer la seguridad de la población.
José Gabino Vázquez Vega, titular de la coordinación, indicó que, a pesar de los esfuerzos por disminuir el número de llamadas no emergentes, mudas o falsas, éstas continúan siendo un desafío significativo para la eficacia del equipo. Señaló que dichas llamadas movilizan unidades sin justificación, provocando un desgaste innecesario de los recursos humanos y materiales.
«Nos enfrentamos a situaciones en las que se reporta algún incidente y, al llegar, no encontramos nada», expresó el funcionario, destacando que estas acciones pueden demorar la atención de emergencias reales.
Las consecuencias de las llamadas falsas trascienden la mera movilización indebida de recursos, pues pueden poner en peligro la vida de individuos que requieren ayuda inmediata.
«Es crucial que la ciudadanía tome conciencia y utilice el número de emergencias únicamente para situaciones reales», comentó Vázquez Vega, quien añadió que la coordinación seguirá esforzándose por mitigar este problema.