Luego del avance en el control de la pandemia registrado en Aguascalientes durante los últimos días, con una disminución de contagios nuevos, personas fallecidas y hospitalización, llama la Diócesis de la Iglesia Católica, a no bajar la guardia y continuar con las medidas correspondientes. Lo anterior, con la finalidad de evitar mayores sorpresas, que pudieran significar un retroceso sobre el control del COVID-19.
El vocero de la Diócesis local, padre Rogelio Pedroza, precisó que es necesario que en el ámbito social y de esparcimiento, no se tomen las medidas de sanidad a la ligera. De la misma manera, el sacerdote, expresó su preocupación por el posible regreso a clases que se pudiera dar en las próximas semanas, la realización de eventos deportivos y demás. Agregó que la Iglesia está ansiosa de que se retomen las actividades de la vida cotidiana, sin embargo, hacerlo en medio de la pandemia sería un acto irresponsable, por lo que lo mejor es la mesura, la responsabilidad y la comprensión de que vendrán mejores tiempos.
“Todos tenemos responsabilidad y todos tenemos que luchar. La Iglesia ha sido uno de los ambientes más cuidados por atender a los creyentes con todas las medidas de sanidad. El llamado es hacer cuidadosos”, concluyó.